domingo, 21 de julio de 2019

Escritores, poetas y Alberto Schommer - La Cárcel, Segovia

Maribel Orgaz - info@leerenmadrid.com
Rafael Alberti, Carmen Martín Gaite, Francisco Ayala. De nuevo, una exposición de retratos del fotógrafo Alberto Schommer, esta vez en La Cárcel de Segovia y con el aliciente de su amplitud ya que se exponen 80 de ellos.

En 1972 un periódico le hizo un encargo alimenticio y Schommer optó por ir más allá del pago por pieza. El resultado fue el comienzo de una singular carrera dedicada a la fotografía.

Camarón de la Isla no se dejó retratar pero Antonio López le permitió la misma libertad que él como artista siempre defiende. Poetas y escritores se extienden más allá del límite de la fotografía en primeros planos rebosantes.

Contemporáneos permanecerá abierta hasta el 11 de agosto y forma parte del festival internacional anual PHoEspaña 


miércoles, 17 de julio de 2019

Cien tesoros naturales de la Comunidad de Madrid - Javier Gómez Aoiz

Maribel Orgaz - info@leerenmadrid.com
Orquídeas silvestres y plantas carnívoras, glaciares y zonas mediterráneas. La Comunidad de Madrid con el mayor porcentaje de Red Natura en España es un gran tesoro natural. Javier Gómez, biólogo y viajero, autor de guías de naturaleza, ha publicado Cien tesoros naturales de la Comunidad de Madrid, Ediciones La Librería.
"Exclusivo de estas sierras norteñas es el erizo serrano que enraiza en alta montaña en donde otros, por el viento y la insolación, no se atreven a crecer".
 Cien tesoros naturales de la Comunidad de Madrid se presentó en el marco de las I Jornadas de la Sierra Norte de Madrid ante un público que abarrotó la sala.

Javier Gómez que es autor de las fotografías y el texto, apenas tuvo tiempo para dar un repaso a las joyas naturales de nuestra comunidad que cuenta con más de la mitad de las especies de mariposas españolas, que cobija a ranitas de San Anton y ve crecer orquídeas y azucenas silvestres.
"Quizá Madrid aún guarde algunas sorpresas. En los años 80 se descubrió el geranio del Paular. En todo el mundo sólo hay una extensión de medio campo de fútbol en donde crece y está aquí".  

Cien tesoros naturales de la Comunidad de Madrid
Javier Gómez Aoiz
Ediciones La Librería
Blog



viernes, 12 de julio de 2019

Ya es tiempo de flores - Mujeres Ilustradoras en Quercus y la Biblioteca Digital del Real Jardín Botánico


Maribel Orgaz - info@leerenmadrid.com
Este mes de julio se dan dos felices coincidencias. La revista Quercus ha publicado un artículo extraordinario del biólogo y pintor Juan Valera sobre Mujeres y arte naturalista en los Siglos XVIII y XIX:
"La botánica proporcionó a las mujeres del XVIII una oportunidad de acercarse a la ciencia y, a través de ella, al trabajo como ilustradoras."
           "De hecho, la afición a la botánica en cierto círculos no era considerada una inclinación muy varonil. Esta actitud abrió camino a muchas de las que, gracias a ostentar una cierta posición social, deseaban adquirir conocimiento en un campo que, como la ciencia, les estaba vetado".  
La presentación de Juan Valera puede verse aquí:



Por último, el Real Jardín Botánico ha mejorado el acceso y ampliado los fondos de su Biblioteca Digital que incluye categorías de búsqueda como Expediciones Científicas y de ilustración botánica o todos los números del Semanario de Agricultura y Arte dirigido a los párracos

Miles de documentos que la Biblioteca del Real Jardín Botánico atesora en sus fondos están disponibles de manera sencilla y gratuita en su nueva página web.

"Ya es tiempo de flores", le escribe Juan Bautista Aguiar a Celestino Mutis en una de sus cartas como agregado a la Real Expedición Botánica del Nuevo Reino de Granada  "yo quisiera tener que mandar todos los días, pero es menester buscar y trajinar mucho los montes". Archivo epistolar del sabio naturalista don José Celestino Mutis.






lunes, 8 de julio de 2019

Para hablar con los dioses - Mitopoesía, María Victoria Reyzabal, poeta

Maribel Orgaz - info@leerenmadrid.com
Quizá sólo los poetas piensen en estos tiempos en dirigirse a los dioses y la gran mayoría lo hagamos al asesor fiscal, al coach, a la cirujía plástica, al prozac, al tinder y a las dietas de ayunos extremos. ¿A quién le interesa ya, salvar el alma? Ese estorbo, cuando lo que queremos son experiencias.

Únicamente los poetas desentreñan la Verdad.
Somos aquellos que cultivamos los campos,
los que domesticamos las fieras,
erigimos templos o palacios y socavamos tumbas.  

María Victoria Reyzabal ha publicado un nuevo poemario, Mitopoesía. Para hablar con los dioses. Ed. Visión Libros. Autora de una obra extensísima que incluye novela, cuentos, ensayo, poemas; Reyzabal recupera en este volumen dioses de todo el mundo: por qué los inventamos, qué representan, para qué nos han servido.

Por estas razones y tantas más,
resulta admirable nuestro fervor religioso
sabiéndonos apenas torbellinos, eco de humaredas,
delirio de rumores. 

Está Jesús y está Buda, Brigid y Zaratustra; están los santos menores como Nelson Mandela o San Ero de Armenteira. El catálogo muy pronto intriga al lector: ¿los habremos imaginado a nuestra conveniencia? ¿Es posible acudir a ellos en los tiempos en los que nuestros altares están dedicados al acelerador de partículas, la nanociencia,  los índices de glucosa y la cronobiología?

Reyzabal va y viene entre los siglos de súplicas y llantos ante piedras, trozos de madera, cielos, llamas sagradas.

¿Qué hacer entonces si no te llegan
nuestros rechinantes quejidos,
nuestras impotentes blasfemias,
nuestras temporales claudicaciones?

Para admitir nuestra imposible antigua fe y reconocer los dioses modernos: el endocrino y el politólogo, el economista y el biólogo.


Y ahora es tiempo de una nueva era
donde el mito se haga ciencia.


Mitopoesía
Para hablar con los dioses
María Victoria Reyzabal
Editorial Vision Libros
Blog, Casandra ante el espejo

viernes, 5 de julio de 2019

En viaje de novios por las tierras del Cid - Pidal y Goyri - Biblioteca Nacional de España


Maribel Orgaz -info@leerenmadrid.com
En la España de finales del XIX, Madrid era el lugar en el que una mujer podía estudiar casi puede decirse, el único lugar. Aunque, como se le daban bien los números, en principio se matriculó en Comercio, María Goyri continuó sus estudios en la Facultad de Filosofía y Letras. Fue la primera mujer matriculada en España oficialmente en 1893 y aterrorizados ante lo que pudiera ocurrir, se ideó un sistema para que fuera a clase sin intimidar a sus compañeros: se la mantenía en una antesala, la llevaba el bedel a clase, la sentaba sola en una mesa junto al profesor y vuelta a la antesala acompañada, así día tras día.

A Goyri le había impuesto su madre, desde que era niña, un estricto programa de estudios y de gimnasia por motivos de salud. Esto último era singular. El ejercicio físico para las mujeres de su clase social bajo prescripción médica cuando estaban hartas, aburridas y deprimidas por el control feroz que ejercían sobre ellas, padres, madres, maridos, hermanos, tíos, tenderos, curas... consistía en paginación y progresión en carruaje (pasar las hojas de un libro, darse una vuelta en un coche de caballos). Goyri, según las fuentes, tenía en el Retiro un árbol preferido al que se encaramaba a diario, hacía pesas...

Además de cursar la carrera, tenía tiempo para asistir a las clases de Ramón Menéndez Pidal en la Escuela de Estudios Superiores organizada por el Ateneo de Madrid. Se conocían, habían sido alumnos en la misma Facultad. Pidal estaba ya enfrascado en su tesis sobre don Juan Manuel..., se hicieron novios..., se iban los fines de semana a recopilar romances orales por Segovia.

"Nunca sabrá nadie dónde llegaba la labor de uno y empezaba la del otro. En cualquier caso, tanto la recopilación de romances conservados en la memoria de las gentes de los pueblos castellanos como la organización del archivo Menéndez Pidal fueron básicamente labor de la filóloga", Mujeres en la historia de España, Cándida Martínez, Ed. Planeta.

Ramón Menéndez Pidal y María Goyri se casaron en 1900 y su viaje de novios fue recorrer en burro la ruta del Cid:
"Cuando pararon en El Burgo de Osma se alojaron en una pensión y, a la mañana, estando María Goyri y la asistenta haciendo la cama, empezó a canturrear el romance de «El Conde Sol», y la asistenta le dijo que ella también sabía algunos. Entre los romances que le cantó había uno desconocido hasta entonces: el «Romance de la muerte del Príncipe don Juan»".

Estos días en la Biblioteca Nacional de España tiene lugar una exposición sobre El Cid y Ramón Menéndez Pidal y es posible encontrar un par de pequeñas referencias a María Goyri en lo alto de una vitrina y en una tarjeta manuscrita.

En 1937 la Junta de Defensa Nacional de Franco solicitó un informe sobre el matrimonio. En él se decía que Pidal era una persona buena, de gran cultura pero ¡ella!, también de gran talento y cultura era peligrosísima: "es sin duda una de las raíces más robustas de la revolución".

Por suerte, ahora, se abren nuevos tiempos de posibilidades fascinantes, en los que la imaginación y el entusiasmo impregnarán una nueva forma de mirar más equilibrada a nuestro legado cultural, a lo que han aportado mujeres y hombres, a cómo se difunde y cómo se expone al público.


Dos españoles en la historia: el Cid y Ramón Menéndez Pidal
Biblioteca Nacional de España
Hasta el 22 de septiembre, gratuita.  





domingo, 30 de junio de 2019

El maestro que prometió el mar, Antoni Benaiges

Maribel Orgaz - info@leerenmadrid.com
"Vivo sencillamente, ampliamente, intensa y libremente", escribió Antoni Benaiges a su amigo Patricio Redondo desde Bañuelos de Bureba, un pequeño pueblo de Burgos en 1935.

Benaiges, hijo de campesinos, había obtenido su título de maestro con 26 años y se había hecho cargo de una escuela en un pueblo sin agua, luz ni caminos. Los anteriores maestros pegaban a los niños con una vara y les castigaban duramente. Benaiges hacía excursiones con ellos, aplicó el método Freinet y confió en ellos, en su inteligencia y en sus ganas de aprender.

La recompensa en la España de 1936 fue fusilarle y arrojarlo a una fosa común:
"lo arrestaron y lo tuvieron unos días detenido. Le torturaron. Le arrancaron los dientes y le pasearon medio desnudo en un coche descapotado por Briviesca para humillarlo públicamente y que sirviera de escarmiento. Después se lo llevaron a la Pedraja, a él y a otra mucha gente. (...) los fusilaron (...)".
 La editorial Blume ha editado un libro conmovedor y hermosísimo sobre un maestro en un pueblo pobre, sobre un sueño y una promesa. Antoni Benaiges prometió a los niños enseñarles el mar, no pudo cumplirlo. En 2010 se abrió la fosa y se exhumaron sus restos.


Desenterrando el silencio. Antoni Benaiges, el maestro que prometió el mar ha sido escrito por Francesc Escribano, Francisco Ferrándiz y Queralt Solé. Se acompaña de las fotografías de Sergi Bernal y es el empeño colectivo de la Agrupación de Familiares de las Personas Asesinadas en los Montes de la Pedraja que con el permiso del Ayuntamiento de Villafranca Montes de Oca (Burgos) impulsó la exhumación de la fosa La Pedraja:
"Todos los trabajos técnicos en torno a la fosa común fueron realizados por un equipo multidisciplinar de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, dirigido por Francisco Etxebarria".
En Madrid y hasta el 1 de septiembre tiene lugar una exposición sobre maestros y niños, sobre escuelas nuevas para un país nuevo más culto, más próspero, más libre. Madrid Ciudad Educadora. Memoria de la Escuela Pública (1898-1938). 
"En los bombardeos no se respetaron los edificios escolares y estas imagenes son muestra del hueco enorme de desolación que se estaba viviendo. Son el esqueleto de lo que pudo ser la educación y no fue que, erguido sobre su propia destrucción, deja a la vista la miseria humana. Y los bombardeos obligaron a evacuar a los niños y a sus maestros junto con los intelectuales, artistas y literatos".

lunes, 17 de junio de 2019

El espacio luminoso es muy poco transitado - Antonio López y Kafka

Maribel Orgaz - info@leerenmadrid.com
El pintor Antonio López charla en esta entrevista sobre su proceso creativo, el arte antiguo, la restauración y la escultura con breves incursiones en la literatura o la fotografía.

Es difícil encontrar una entrevista en la que el interlocutor de Antonio López tenga en cuenta la manera en que reflexiona en voz alta, su tempo a menudo con pausas entre una idea y otra. Al espectador le gustaría que apenas se esbozaran las preguntas y se le permitiera desarrollar en una escucha más atenta, lo que quiere compartir.

Es habitual que se le interrumpa, se le empuje a cambiar de idea, se le intente llevar de un tema a otro tan deprisa que arranca suspiros de resignada impotencia al pintor como se aprecia aquí en la primera hora de entrevista.

En sus últimas intervenciones a lo largo de varios años, hay una constante que parece pasar desapercibida y que apenas se le permite desarrollar, su lectura profunda sobre el libro que escribió el modelo James Lord, Retrato de Giacometti después de 18 sesiones en las que posó para él. Estos días, en el Museo del Prado, esos esqueletos muestran más que nunca, la perplejidad del hombre moderno ante el esplendor de un tiempo en el que los pintores eran capaces de abordar señorialmente el mundo.

En continuidad con esta idea, Antonio López habla sobre cómo a veces, el artista intenta captar por otros medios la atención.
"Parece que se estima mucho lo desagradable, tiene más prestigio. También en la literatura. Una obra como la de Kafka, de un hombre que se convierte en un animal es muy expresivo. Es una premonición de lo que puede ser el mundo moderno pero han sido cosas tan insignes, tan fantásticas, han abierto tantos espacios que se ha sumado demasiada gente que no es Kafka, ni padece ni siente todo eso y encuentra placer en poner a uno niños ahorcados en ARCO, por ejemplo. Ese artista lo que quiere es vender el trabajo y encuentra una zona llamativa dentro del espacio negro.
Entonces, el espacio luminoso es muy poco transitado; no es estimado, se le relaciona con lo blando, con la persona acomodaticia de la sociedad". (01:18´)

Museo del Prado
Alberto Giacometti
Hasta el 7 de julio.

Retrato de Giacometti
James Lord

La metamorfosis
Frank Kafka

jueves, 13 de junio de 2019

Casi todo lo que merece la pena en la vida mancha - Héctor Puertas, aforista


Héctor Puertas Castro, librero y concursante televisivo de vez en cuando, publica su primer libro de aforismos, Porque soy humano, Editorial Cuadernos del Laberinto. Ha firmado en la Feria del Libro el pasado 8 de junio y ha vuelto a Salamanca, en donde tiene su librería de viejo, Quercus en la calle Meléndez número 29. De la feria madrileña le asombró su tamaño y su fuerza, y confiesa entre risas que espera que algún día nadie sea capaz de sacarle de ella. 

Parece que hay una demanda creciente de libros de aforismos, a qué cree que se debe.

Creo que hay dos factores determinantes en este boom del aforismo: por un lado la cultura de lo efímero e inmediato en la que vivimos y por otro lado la influencia de las redes sociales en la manera de leer, escribir y expresarse en general. A su vez este último factor se manifiesta en dos vertientes, la moda de las frases resultonas de autoyuda de baja calidad literaria que se hacen casi virales y la necesidad de condensar los mensajes en las redes sociales. En todo caso no es este enfoque del aforismo con el que yo me identifico como autor, mi manera de entender el aforismo está más en la línea de los clásicos del género, que como todos los clásicos sobreviven y trascienden a modas. A día de hoy también existen grandes aforistas con un peso literario muy importante, sería injusto no mencionar su contribución al auge del género, pero está claro que son los factores antes mencionados, y no ellos, los que hacen el fenómeno masivo.

Ha firmado en la Feria del libro, cómo ha sido la experiencia.

Yo tengo una librería de viejo en Salamanca, Quercus, y salgo a la feria de libro antiguo de mi ciudad, aparte de conocerla desde hace mucho tiempo como cliente. La feria de libro nuevo, que también conozco como cliente, es muy similar, así que cuando llegué este año a Madrid llevaba una idea un poco condicionada por mi experiencia salmantina. Me sorprendió lo masivo que es todo, de hecho no habría elegido firmar un sábado por la tarde de haber sabido el tamaño y poder de convocatoria de la feria en tardes así. Personalmente prefiero la idiosincrasia de una feria como la salmantina para un escritor debutante, en Madrid pasamos prácticamente desapercibidos para el cliente medio. Está claro que para los escritores que ya se han hecho un nombre y tienen tirón mediático Madrid es infinitamente mejor que cualquier otra feria, si algún día estoy en esa posición no habrá quien me saque de la feria madrileña [risas].


Cómo se escribe un aforismo. Cuál es su proceso de escritura.

En mi caso el aforismo es afilar la punta de un lápiz, que sería la idea, una idea que surge y pide paso por sí misma. No me siento a crear aforismos de 5 a 8, la reflexión siempre surge por ella misma después de una vivencia, la idea asoma como un chorro de agua que se proyecta al exterior desde la tierra. En ese momento, como dije, sólo queda afilar el lápiz. 

Qué autor de aforismos le gusta especialmente.

De aforismo contemporáneo, por llamarlo de alguna manera, para mí el más grande es José Bergamín, un genio del género no tan conocido y valorado como merece. Baltasar Gracián debe ser considerado un Gran Padre por cualquier aforista, para mí el gran tapado del Siglo de Oro y un gigante del pensamiento al que tampoco valoramos en su justa medida. Del fragmento un poco más extenso nombraría a Nietzsche, por supuesto, y en mi línea de extensión y enfoque al gran Ernesto Sábato, bastante desconocido en su faceta de aforista. Otros como Chamfort o La Rochefoucauld también merecen ser nombrados.



Qué le comentan sus lectores sobre este libro.

Algunos de ellos, especialmente mis conocidos, que no me voy a hacer rico escribiendo este tipo de cosas [risas]. Fuera de bromas, la verdad es que el libro está teniendo una buena acogida por parte de los lectores, me hacen especial ilusión los comentarios positivos de las personas relacionadas con el mundo de la Literatura...y también me abruman un poco. De todas formas la obra prácticamente acaba de comenzar su recorrido, dentro de un poco de tiempo tendré una visión de conjunto más precisa y elocuente al respecto.

La poesía, si he entendido bien el aforismo: salva a la ciencia y a la filosofía de la condena del error…

Realmente lo que dice mi aforismo es que la poesía salva al error de la condena de la Filosofía y la Ciencia...en este caso sí que el orden de los factores altera el producto [risas]. Pero en ese aforismo me gusta aún más el término que acompaña a salvar, que es redimir. Desde el rigor en la conceptualización, la esclavitud hacia el concepto, el simplismo o el reduccionismo el mundo aprehensible que nos rodea resulta más pobre, peor. Desde estos enfoques error es un término negativo a evitar, sin más, y la poesía es algo innecesario. Pero dentro de una manera de entender nuestra trayectoria vital en la que es necesario abrazarlo todo para aprehender el mundo en su sencilla complejidad, totalmente distinta a la reduccionista simpleza, la poesía redime al error convirtiéndolo en experiencia y crecimiento a la vez que el error convierte en necesaria a su redentora precisamente por el hecho de que es esta es el ámbito ideal para que se manifieste. La Ciencia y la Filosofía, especialmente la sistemática, sólo pueden valorar el error como medio, y siempre ese valor viene dado por la consecución del resultado contrapuesto, es un valor a posteriori y condicionado por su contrario, mientras que la poesía le da un valor per se.
"La belleza salvará al mundo, pero para ello debemos dedicarnos a salvar la belleza (Dedicado a Dostoievski)".
"La primavera, la juventud y los sábados , tres antesalas temporales que acaban echándose de menos muchas veces durante el transcurso de aquello a lo que preceden".


miércoles, 12 de junio de 2019

Los libros de Cortázar - Fundación Juan March

"Son libros de un lector, no son los libros de un bibliófilo", nos explicaron en la Fundación Juan March en referencia a uno de los legados más famosos que atesoran: la biblioteca personal del escritor Julio Cortázar.

Libros en ediciones baratas, subrayados y con resúmenes de lo que él consideraba más importante al final de cada volumen. Algunos dedicados por sus amigos como Octavio Paz o Elena Poniatowska y todos firmados también por él. Libros en casi veinte idiomas, mucha poesía, terror, jazz; los temas que interesaron a Cortázar eran muy variados.

Los clubes de lectura de Alcobendas que coordino, de la Mediateca Anabel Segura y Centro de Arte cerramos esta temporada con la visita a las colecciones singulares de la biblioteca de la Fundación Juan March.


lunes, 10 de junio de 2019

Horacio Castellanos Moya en Madrid - Semana de autor, Casa de América

Maribel Orgaz - info@leerenmadrid.com
"Rara es la ruta por la que un escritor descubre su destino", comenzó el gran escritor Horacio Castellanos Moya (Honduras, 1957) en la Semana de Autor que la Casa de América ha retomado tras varios años de interrupción.

"Cómo pude, de la familia y del país del que procedía - exclamaba con asombro y emoción - , cómo pude, yo que no fui ni lector ni escritor precoz... con una familia que esperaba que me convirtiera en un profesional serio y respetable; para quienes escribir era un pretexto de vicio, vagancia y pobreza".

Y su familia, continuó uno de los mejores escritores en lengua española en la actualidad, intentó que no siguiese esa ruta, "pero era tarde". Este primer círculo que el escritor logró romper, "creo que fue por la tentación del fracaso como ruptura, como un gesto de inconformismo".

Aunque aún le faltaba un segundo círculo, después de haber roto el primero: el de haber nacido en un país en el que no había tradición literaria a la que acudir, ni tan siquiera editoriales en las que publicar (sólo existían dos, del Estado y de la Universidad).

"Tenía que conocer a alguien que le interesara la literatura pero no conocí a nadie y aún me quedaba un año para entrar en la Universidad".

Lo único que podía hacer era leer: "leía poesía compulsivamente, las Cartas a un joven poeta de Rilke, escuchaba a Bob Dylan, leía a Roque Dalton".

"La tradición literaria de mi país no tenía contemporaneidad, no se ocupaba del mundo que le tocaba vivir. Tenía que romper ese segundo círculo, con la tradición de la literatura nacional. Salir de las fronteras geográficas, políticas y mentales. Creo que un escritor tiene que buscar su herencia, con la que se ha de identificar y no tiene que estar sujeto a una tradición que se le imponga. La mejor herencia es la que llega sin imponer condiciones".


Buscó en otros mundos, "en otras literaturas que abordaran el ser humano desde ópticas radicalmente distintas" y lo encontró en la literatura del desmoronamiento del Imperio austrohúngaro: "pero en su literatura menor, en las cartas, las memorias, en Madame du Deffand de quien tengo en mi estudio una frase en la pared: Todo lo que me rodea me parece enemigo".

"Eso te aporta otras flexiones, otros gestos, otras musicalidades".

Admirador de Juan Carlos Onetti, "de su delicadeza y su silencio, aunque paradójicamente no tengo nada que ver con él".

Castellanos Moya abandonó Honduras para instalarse en Canadá hace décadas, no sin antes rechazar el ofrecimiento de la familia de su abuela que era venir a Salamanca y hacerse cargo de un despacho de abogados que tenían abierto allí.

"Si no hay quien nos guíe, añadió, debemos buscar el camino por nosotros mismos porque tener fe es la mejor audacia y la audacia es bellísima", afirmó parafraseando al poeta Roque Dalton.

La orfandad del escritor, que así tituló su conferencia, incluyó una reflexión sobre las clasificaciones de los escritores en audiovisuales o auditivos;y cómo escribe lo que los críticos han llamado novelas furiosas o del sprint: "aquí no es importante las tramas si no encontrar la voz. Son novelas cortas porque no pueden ser largas".

sábado, 8 de junio de 2019

La salvaje belleza alada - Maribel Orgaz - Caseta 287 - Feria del Libro de Madrid


En mis paseos por el Parque Nacional de Guadarrama me encuentro con golondrinas y palomas, con  galápagos que toman el sol, grillos y sapos, ruiseñores y jilgueros. He escrito sobre ellos en este libro, La salvaje belleza alada. 

Y mañana estaremos todos: los toros de sol, los pinzones, las garzas y las garcetas en la Caseta 287 en la Feria del Libro de Madrid, en el Parque del Retiro, de 11h a 12h. con la inmensa suerte de que a esa hora nos dará la sombra.



miércoles, 5 de junio de 2019

A veces somos compactos y fuertes, otras permeables y débiles - Clara Andreu, poeta

Maribel Orgaz - info@leerenmadrid.com
En los minerales existe una forma de clasificación basada en la facilidad con la que pueden marcarse. En el mundo del profesor Mohs, que así se apellidaba el minerólogo alemán que la ideó, todo se clasifica en una escala de dureza del uno al diez. El diamante raya a los otros nueve, el talco es incapaz de dañar a otros. Clara Andreu ha titulado su primer libro de poemas, Escala de Mohs y responde en esta entrevista acerca del lugar que ocuparía en ella, la exfoliación y la fractura del tejido del corazón.
El próximo 8 de junio firmará ejemplares en la Feria del Libro, Caseta 287.

Publica su primer poemario, Escala de Mohs, Editorial Cuadernos del Laberinto. De escribir en la intimidad a tenerlo editado en las manos, cuál es primera sorpresa sobre lo que se siente.

En mi caso, la impresión inicial es vértigo a la exposición. El orden de nuestras palabras nos define y exhibe nuestro orden mental. Más allá del orgullo de firmar una obra existe el miedo a ofrecer una imagen que nos concreta en un estado determinado de las cosas, obras inmutables que durarán en el tiempo y nos acompañarán en nuestra historia personal. Que otros lean el poemario no es trascendente en mi proceso creativo pero, después de pasar por la imprenta, cobra importancia la lectura que pueda hacer el público, la interpretación, sobretodo, de los corazones que tengo más cerca.

Entre el diamante y el talco, en qué escala situaría el corazón humano.

El latido es diferente en cada cuerpo, en cada momento vital. Hay estímulos que iluminan el corazón y otros que lo fracturan. En este viaje cualquier persona asume en su recorrido, de una forma metafórica, las consistencias definidas en los minerales. A veces somos compactos y fuertes, otras permeables y débiles.


Este poemario se abre con una cita de San Juan de la Cruz. Un poeta que parece recuperar un lugar especial en las lecturas de los poetas en estos tiempos. ¿A qué cree que se debe?

A una incipiente búsqueda de lo espiritual en los libros y las experiencias. La actualidad tecnológica está instalada desde hace largo en la rutina de los poetas jóvenes de hoy; el materialismo comunicativo es un estímulo manido. Creo que regresa a nosotros una necesidad de la comprensión del yo como un sistema anímico, que prima por encima de los envoltorios plásticos .

La poesía parece estar de moda, al menos en Madrid. Se llenan teatros e incluso se paga por escucharla. 

Quizá porque hoy se empieza a asimilar que hay que celebrar todas las artes. Se asumen mejor los tabúes sociales, se revelan y se les ofrece pávulo. La más mínima e íntima creación artística merece estudio y merece escucha. La gente está perdiendo el miedo a oír su propia voz y también se concede el lujo de apreciar la voz de otros. La poesía siempre se presenta con un traje de misterio que incita e increpa, ofrece un telón dramático distinto al habitual, crea una quinta pared. Y el público entregado sabe celebrarla.


Cuáles son las principales amenazas hoy en día para la labor poética.

La peor amenaza es aceptar estar más horas dormido que despierto. Las obligaciones rutinarias y el flujo de los días nos llevan a veces a un uso automático de nuestros sentidos, hacemos las cosas de manera sistemática sin pensar en lo que representan. Es importante cultivar una comunicación sensible con nuestro entorno a fin de que podamos nutrirnos de él.

Si la poesía es intimidad, ritmo y voz. ¿Qué sería la Voz?

La voz podría ser el eco terrenal de nuestro propio pensamiento. La identidad que viste el pulso comunicativo y configura nuestra realidad. La voz es poema en sí misma sin necesidad de ripio, es la piel de las palabras.



ORTOSA

II

Acepta el falso suelo de la gruta
y echa a andar, hija del pretérito 
hermana de los puntos suspensivos

razonable convicción de piel más dura 
de un martirio aliviado esmalte vivo

hoy no te derrumba 
la anécdota fatal del verbo corrosivo 

la veta roja de tu pecho estalla
transcribe el metal con línea clara



8 de junio, 20.30h. a 21.30h
Caseta 287 - Cuadernos del Laberinto

martes, 4 de junio de 2019

Proyecto Barrios - Másquepalabras Colectivo y Bombo y Caja

Maribel Orgaz - info@leerenmadrid.com
El próximo 5 de junio se presentará en Matadero, a las 17h. el foto libro Barrios, realizado por el Colectivo Masquepalabras que empezó este proyecto en el Barrio de Potes en Villaverde y en el de Usera... porque Madrid es aún una ciudad de barrios, como decía en una entrevista reciente nuestra alcaldesa, la Señora Carmena.

Este precioso proyecto comenzó en 2017 preguntado a los niños y niñas, a los jóvenes, de entre 6 y 12 años, cómo es su barrio. Cómo son sus parques. Y lo contaron escribiendo, rapeando, bailando:
                         "Hemos interpretado con todos nuestros amigos, nos lo hemos pasado muy bien grabando. Dimos todo lo que teníamos y fue bien".


"En febrero de 2018 se entregaron cámaras desechables a veintiún participantes, de edades comprendidas entre 6 y 12 años, con el fin de que retratasen su vida cotidiana en el barrio durante unos días.
Durante 2018 Barrios ha desarrollado un proceso creativo y educativo, teniendo el lenguaje del ‘hip hop’ como vehículo y protagonista y la cultura urbana como universo de referencia común. El proyecto se ha concretado en una serie de talleres, encuentros públicos y trabajos colectivos en torno a la realización y producción de contenidos musicales, audiovisuales y artísticos. Además de trabajar por la reparación de los tejidos asociativos y comunitarios, ha enraizado en el territorio a las agrupaciones de jóvenes participantes como nodos embrionarios de un sujeto político‐social, consciente y activo".
 Foto Libro Proyecto Barrios  - Puedes verlo aquí 
5 de junio, Matadero - 17h
Acceso libre y gratuito
Másquepalabras y Bombo y Caja

lunes, 3 de junio de 2019

Esos feos que van al Prado y leen a Buero Vallejo - Incondicionales, Teatro Lara

Maribel Orgaz - info@leerenmadrid.com
Hay algo desternillante en la economista Patricia Muñoz o quizá en Candela Solé. En especial cuando se pone seria. Junto a su ex, acude al funeral de un amigo común, político y gay.

Ella, dice su ex pareja y actor (Bernardo Rivera), es la única que trabaja. El amigo común fallecido se ve envuelto en un asunto de corrupción en su partido, él quizá acabe de camarero. Así que Pati tiene que atender el móvil de empresa, tiene los pies en la tierra y cuando se decide a casarse, su boda dura apenas un día... un actor, ya se sabe, ¡es que tiene una vida!

El texto de Incondicionales cae a veces, a plomo sobre el escenario pero ella consigue levantarlo a pulso porque entre carcajadas se tiene la sensación como espectador, de que incluso su pareja en escena ríe espontáneo con sus gestos, sus salidas y sus entonaciones. Es descacharrante escucharla imitar el acento inglés, el andaluz y el que haga falta. Sus ejercicios para calentar la voz o sus rugidos cuando se enfada.


Una cita en un bar de copas o su pasión por el futbolín, el viaje a Roma o el rímel churreteado por sus mejillas; el teatro ha de ser generoso con esta maravillosa actriz y darle una larga carrera. Hay que ir a verla.

Incondicionales 
Teatro Lara
Hasta el 28 de julio. Domingos, 18.15h

Patricia Muñoz (Candela Solé)
Carlos Torres (Bernardo Rivera)
Texto de Tomás Naranjo-Cluet y Bernardo Rivera
Dirección: Paco Rodríguez

martes, 28 de mayo de 2019

De Cataluña a Catalunya. Sorprendentes e inesperados destinos - Memorias de un embajador de España, Juan Prat y Coll


Maribel Orgaz - info@leerenmadrid.com
El próximo 14 de junio Juan Prat y Coll presentará sus memorias, De Cataluña a Catalunya. Sorprendentes e inesperados destinos (Memorias de un embajador de España) en la Biblioteca Eugenio Trías, en la Casa de Fieras en el Parque del Retiro. Toda una vida dedicada a ejercer la diplomacia en países de todo el mundo. Prat abre este libro fascinante con la famosa cita de John Lenon: "La vida es lo que pasa mientras hacemos otras cosas". 

Presentará próximamente sus memorias, De Cataluña a Catalunya, toda una vida como embajador. Con qué se queda.

Me quedo con la satisfacción del deber cumplido. Toda una vida al servicio del Estado y la mayor parte en el exterior - como es lógico en nuestra carrera- , aunque yo he pasado muchos mas años fuera de España de lo que suele ser habitual, pero no siempre tampoco como embajador ni en puestos estrictamente "diplomáticos". Los diplomáticos pertenecemos a una profesión bastante mal conocida y sobre la que se proyecta a menudo una imagen muy artificial y falsa y existen muchos tópicos.

Nuestra carrera se parece en cierto modo a la militar: se asciende por antigüedad y por méritos, somos muy respetuosos de la jerarquía y muy patriotas, y no todos llegamos a ser embajadores, igual que los militares, que no todos llegan a general

Moscú, Corea, Ecuador. De todos sus destinos, cuál ha sido el que más huella ha dejado en usted.

Esta es una pregunta muy difícil de contestar. Quizás mi paso por Moscú en aquella época en que parecía que la URSS era algo inamovible me marcó mucho por todas las experiencias que allí viví siendo yo aún muy joven. Descubrí al pueblo ruso, que tanto ha sufrido durante toda su historia y que soportaba estoicamente el comunismo demostrando una enorme capacidad de resistencia a las dificultades y una manera de ser muy solidaria hacia los demás que no he encontrado en ningún otro sitio.

También Corea fue un puesto muy especial para mí pues me permitió conocer de primera mano el Oriente mas puro, ya que es el único país que nunca fue colonizado por occidente y aprendí lo importante que es "orientarse", es decir mirar hacia el Oriente.

Otro destino que me dejó mucha huella fue el muy peculiar que tuve como director general de relaciones pesqueras internacionales que me obligó a viajar por todo el mundo defendiendo los intereses de nuestros pescadores. Algo muy especial pues no se trató de una actividad que se pueda calificar como de diplomacia clásica pero que fue apasionante y allí se fraguaron muchas amistades que aún perduran, como explico en mis Memorias.



En la introducción alerta sobre un hecho inédito hasta ahora, cómo abordar las relaciones entre sociedades cuyas evoluciones históricas les impiden, de hecho, ponerse en lugar del otro.

Hoy vivimos en un mundo totalmente globalizado e interdependiente y si bien puede decirse que eso ha sido siempre así, la diferencia con el pasado  -incluso el relativamente reciente - es que hoy la relación entre las diversas partes del globo es instantánea y la información sobre lo que pasa en uno u otro lugar fluye con intensidad e inmediatez nunca vista y sin filtrar a poblaciones y comunidades muy distintas y que se encuentran en momentos muy distintos de su evolución histórica y cultural. Convivir todos en esa aldea global con mentalidades y posos culturales tan distintos es algo muy complejo y origina a menudo reacciones patológicas de odio y resentimiento de unos frente a otros.

Cuáles serían las regiones del mundo, según afirma en estas memorias, que están sufriendo una involución cultural y social.

En un pasado reciente vimos lo que fue una de esas involuciones: La "Revolución Cultural" china. Hoy el peligro está en muchas de las regiones mas desfavorecidas del planeta (pero no sólo en ellas) donde toda clase de grupos fanatizados predican el odio y la destrucción amparándose en una supuesta interpretación de una religión que ni siquiera conocen y que pretenden imponer a poblaciones incultas. La culpa de que se haya llegado a esta situación es de todos. Nadie puede tirar la primera piedra pero ese reto es hoy, junto al ecológico, el mas grave con que se encuentra la humanidad.



Qué lecturas recomendaría a un diplomático que comenzara a ejercer ahora.

Un libro fundamental para cualquier joven diplomático español es Veinte Años de España en Europa escrito por el Embajador y maestro de diplomáticos Raimundo Bassols. Se trata de la segunda edición de la obra primitiva publicada en 1995.

También, España en Europa con un magistral prólogo de Leopoldo Calvo Sotelo. Se trata de la historia, intensa y personalmente vivida, por su autor de los antecedentes y negociación de nuestra adhesión a las entonces Comunidades Europeas, hoy Unión Europea. Esa fue la negociación mas larga, difícil y compleja que habrá asumido nunca nuestra diplomacia y con mas notable éxito. Es por ello que considero imprescindible su lectura porque es en cierto modo un tratado sobre cómo se lleva a cabo una  negociación, que es una de las principales funciones de un diplomático.

En un plano más general yo recomendaría dos libros muy importantes y extraordinariamente bien documentados, uno sobre China y el otro sobre el Islam. El primero es de Henry Kissinger, editado por Penguin Books, titulado On China.  El segundo, más difícil de encontrar es el de M. 
J. Akbar titulado The Shade of Swords con subtítulo Jihad and the conflict between Islam and Christianity, publicado por The Lotus Collection simultáneamente por primera vez en India, Pakistan, Sri Lanka y Bangladesh en 2002.

Más actuales y sucintos son los libros del ex ministro de asuntos exteriores francés, Hubert Védrine, titulado Le monde au défi y el de nuestro ex ministro y buen amigo Josep Piqué,  El mundo que nos viene.


De Cataluña a Catalunya... aunque con toda un bagaje vital entre ambas. Qué aporta toda una vida a la mirada sobre el lugar en el que se nació.

Mucha nostalgia y desilusión por cómo han evolucionado las cosas y mucha preocupación pero también esperanza en que podré seguir sintiéndome, con orgullo, un español catalán de Barcelona.

sábado, 25 de mayo de 2019

La alegría de mis rosas existe siempre - Saadí de Shiraz, poeta y viajero


Maribel Orgaz - info@leerenmadrid.com
Estos días los madrileños pasean sus rosaledas, la del Parque del Retiro y la del Parque del Oeste. Hay muchas más pero quizá éstas sean las que más aprecian. Cada año, hacia finales de mayo pueden votar su rosa preferida en la situada junto al Templo de Debod, la de Ramón Ortiz. Madrid la llamó así en reconocimiento a un jardinero que comenzó a trabajar siendo apenas un niño y que se convirtió, por su dedicación a las rosas, en Jardinero Mayor de la Villa. Era capaz de lograr híbridos de un color que causaba asombro. A veces la vida es agradecida, transcurre como ha de ser.

El día 22 votamos nuestra rosa preferida y aunque este año apenas hubo en el concurso un rosal rojo, ese color que simboliza la entrega de nuestro corazón; la rosaleda era, una vez más, el Paraíso que el poeta y viajero persa, Saadí de Shiraz elogió. Un océano de dicha:

Una rosa sólo vive durante cinco o seis días,
la alegría de mi jardín de rosas existe por siempre.

En español, ediciones de El Cobre publicó su obra más conocida, La Rosaleda, traducida por Joaquín Rodríguez Vargas, quien ha traducido otras obras de la literatura iraní y al que este país distinguió en 2017 por su labor.


El iraní Saadiz que erró por el mundo durante veinticinco años en un tiempo, el Siglo XIII, de convulsiones históricas inimaginables para escribir después en persa, ese lenguaje de las aves y las rosas, una obra llena de humor, amabilidad y belleza.

Cuando me miras, todo mi cuerpo se vuelve corazón,
cuando te miro, todo mi corazón se vuelve mirada.
                            Saadi de Shiraz

miércoles, 15 de mayo de 2019

Las golondrinas de Bécquer y los ruiseñores de Keats - Aves en Madrid, Manuel Andrés y Quercus

Maribel Orgaz - info@leerenmadrid.com
"Me crié en Atocha", comenzó el ornitólgo y naturalista, experto en aves de ciudad, Manuel Andrés Moreno;  "y ahora que estoy en Azuqueca de Henares, son ya 30 años conociendo los pájaros". 

"Que haya cetia ruiseñores en Madrid Río cada doscientos metros o que haya cientos de aviones, las golondrinas de Bécquer, en el nudo de Ventas... eso era impensable hace unos años".

Manuel Andrés (en el centro de la fotografía) fue el invitado del mes de mayo en la presentación de la Revista Quercus, la única revista de naturaleza que en España se edita sólo gracias a sus suscriptores, sin publicidad, y cuyo prestigio desde hace décadas, continúa intacto. Cada mes, Quercus presenta su nueva edición en el Gabinete de Historia Natural con la charla de un experto en el medio natural.

"Ahora mismo, si quieres ver algunas aves, lo mejor que puedes hacer en Madrid es quedarte quieto. Ellas vendrán a ti. Esta es la paradoja. Si sales al campo quizá las veas o no, pero si vas al Metro de Moncloa verás cómo sobrevuela el halcón peregrino que anida allí cerca y en el Metro de Ópera te pasarán las centenares de palomas torcaces que van a dormir al Palacio Real".

"Animo", continuó Andrés Moreno, "a que se abra el foco a cómo los pájaros salen adelante en la ciudad de una manera que los científicos no tienen en cuenta".

"En la M30 gracias a los jardines lineales proliferan los mirlos y las lavanderas blancas usan rotondas o incluso gasolineras como dormideros porque el ruido y la luz les da igual a los pájaros. Lo que no quieren es que les molesten".

"Los pájaros son el canario en la mina de la situación ambiental de nuestra ciudad. Necesitan insectos, aunque algunos han sido capaces de adaptarse a otras alternativas de alimentación cuando sacan adelante a sus crías y por decir algo en concreto, necesitan barro para hacer sus nidos. ¿Cuántos kilos de barro hacen falta para un nido de avión?"

Entre el público, ornitólogos y aficionados pajareros añadieron más lugares en los que en nuestra preciosa Madrid podían verse halcones, buitres, jilgueros... Aunque la propuesta más sencilla fue acercarse a Madrid Río para disfrutar estos días de mayo del canto de verdecillos y carboneros.


Uno de los tramos más espectaculares, en el que se aúnan recursos naturales y arte, es el denominado Tramo 1, El Parque Lineal del Manzanares, junto a la M30, con su escultura de 14 metros, La Atalaya, de Manolo Valdés. Agua, sombra abundante, mesas y bancos a sus pies y una gran pirámide desde la que los madrileños contemplan la ciudad, tomando el sol, leyendo y disfrutando de las vistas.

... y para que la excursión sea completa, un libro de poemas seleccionados por el poeta José María Álvarez, Ruiseñores de Inglaterra que continúa reeditándosePuede leerse una entrevista aquí.



¡Oíd ahora! Empieza el ruiseñor su canto,
de las aves el más «sonoro y melancólico».
¿Melancólico, dices? ¡Oh pensamiento vano!
en la naturaleza no hay nada melancólico. 
    Keats


Cantará el ruiseñor
en la cima del ansia
  Jorge Gillén

Siento cantar un ruiseñor, a veces,
sobre una rama, y es sólo mi sangre
que está pensando en ti sin que lo sepa. 
         Daniel Devoto

domingo, 12 de mayo de 2019

EcoClubes de Lectura en Madrid - Petra Kelly en Lavapiés y EcoClub de lectura en La Casa Encendida

Maribel Orgaz - info@leerenmadrid.com
En Madrid hay dos EcoClubes de Lectura que se celebran en el espacio Ecoo en Lavapiés (Escuadra, 16) y en la Casa Encendida, respectivamente.

La semana pasada acudí a la reunión conjunta de ambos. El EcoClub de Lectura Petra Kelly coordinado por Fidel Insua (a la derecha de la fotografía) lleva más de seis años reuniéndose una vez al mes para leer ensayo en Ecoo y por otra parte el de narrativa, coordinado por Ignacio Santos  y que se celebra en La Casa Encendida.

La asistencia es gratuita y si se quiere participar se han de comprar los libros o tomarlos prestados de la biblioteca. Estos clubes de lectura no prestan gratuitamente los ejemplares.

En esta reunión a la que acudí se habló del gran éxito: La invención de la naturaleza de Andrea Wulf, Editorial Taurus:
"relata la vida del naturalista e ilustrado del XVIII Alexander Von Humbolt; la persona que propuso una visión moderna del pensamiento ecológico. De cara a nuestros seguidores, puede decirse que, aunque estemos ante un ensayo, el protagonista llevó una vida muy novelesca". (Ignacio Santos
La próxima reunión en La Casa Encendida con Ignacio Santos, y última de la temporada será el 20 de junio.
La agenda completa del Club Petra Kelly puede consultarse aquí. 



lunes, 6 de mayo de 2019

9 de mayo - Homenaje a Janusz Korczak - Universidad Complutense de Madrid



El próximo 9 de mayo, a las 18h. participaré en la jornada homenaje al pediatra y escritor polaco Janusz Korczak cuyos textos inspiraron los Derechos del Niño.

Korczak apenas tiene obra traducida al español: Cómo amar a un niño, El derecho el niño al respeto, Si yo volviera a ser niño y El Pequeño Rey Matías. La editorial Seix Barral ha publicado recientemente, Diario del gueto

El viejo doctor, como le llamaban los niños acogidos en su orfanato de Varsovia, un hombre con la inteligencia en el corazón, que murió junto a ellos en Treblinka, escribió:
"Cuando percibo en el niño la chispa inmortal del fuego robado a los dioses, el resplandor de las ideas que se desarrollan libremente, la dignidad de su indignación, el ímpetu de su afán, su tristeza otoñal, su esfuerzo dispuesto al sacrificio, su nobleza tímida, cuando veo su búsqueda animosa, alegre, confiada, constante, de las causas y de los efectos, así como los intentos indeciblemente penosos, las inquietudes y emociones de su conciencia, no puedo hacer otra cosa que arrodillarme humildemente, porque me siento pequeño, débil, porque soy en realidad, un cobarde”.
El acceso es libre, pero se ruega reserva aquí.  - Programa completo aquí 

lunes, 29 de abril de 2019

La Naturaleza nos devuelve a nuestra casa interior - Mª Ángeles Álvarez Sánchez, poeta y escritora

Maribel Orgaz - info@leerenmadrid.com
Mª Ángeles Álvarez, poeta y escritora, experta en arte floral presenta el próximo martes 30 de abril en el episcopio de la Catedral de Ávila, su primer poemario; Y el aire al soplar, Editorial Cuadernos del Laberinto. Directora de la Casa de la Poesía en la Universidad de la Mística de Ávila, es autora de los libros de arte floral y pensamiento 31 meditaciones con flores sobre los textos de Teresa de Jesús (2012) y Un Castillo lleno de flores (2015); su página personal es una de las más hermosas que pueden encontrarse en Internet en español.

Hay una armoniosa conjunción en tu obra de Naturaleza y poesía. ¿Aún necesitamos desarrollar, como sociedad, esa otra inteligencia llamada biofilia

Creo que los españoles tenemos un largo camino que andar en relación con la naturaleza. Al lado de consideraciones ecologistas hay que poner las vivenciales y de dialogo personal con lo natural. Esto lo saben muy bien los japoneses que conciben todas las flores, las ramas, los musgos como elementos necesarios para su equilibrio interior porque les devuelve por minutos al campo, lugar de encuentro con nosotros y foco de estabilidad y belleza.

La naturaleza seguimos considerándola como un marco, un paisaje de fondo, no como el interlocutor que nos devuelve  el equilibrio interior y que es fuente de disfrute y belleza.

En estos días, salir al campo y estar atentos para contemplar ¿qué flor?

Salir al campo todos los días para ver el paso de las estaciones, los brotes, cada luz que se desploma en las hojas, las cortezas que se llenan de musgos. Y hacerlo de manera abierta y contemplativa, que sea la naturaleza la que nos vaya diciendo, y nosotros dialogar con ella por dentro para ir construyendo nuestra propia voz y poesía vital. De manera libre, desprendernos de muchos prejuicios es una tarea a iniciar, cuando vemos que son tan bellas las flores silvestres del borde de las cunetas como las rosas del parterre botánico, la genista vencida por el aire, los troncos llenos de sedum y las piedras de un camino polvoriento lleno de achileas.



Por qué el auge de la poesía en tiempos no precisamente poéticos.

La poesía es el arte de la palabra mágica, la indómita y llena de potencia. En lugares donde el tiempo y el silencio son bienes escasos por el ritmo de vida, los poemas dicen mucho en pocos segundos. Y además son palabras explosivas, dicen de nosotros los poetas y también mucho de los lectores que van por caminos diferentes con nuestras palabras. Nos hacen reflexionar envolviendo de rima, belleza, imágenes, matices, la vida diaria que es un poco monótona y monocolor. Por eso los jóvenes siguen detrás de la poesía. Y se impresionan al seguirla, al aprender a dejarla libre por ahí.

Si la poesía es intensidad, ritmo y voz. Qué es la Voz.

Cuando abrimos las puertas y entramos en el camino de la naturaleza, de su contemplación, caminando por nuestra propia vida y persona con flores y ramas en el dialogo, nos podemos encontrar con esa Voz que nos lleva y nos maravilla. Es nuestro propio interior, pero enriquecido por la contemplación de lo natural que comienza a hablarnos y a construir nuevos reinos por dentro, haciéndonos como peregrinos de su estela, caminantes, como los monjes zen escritores de Haikus o las canciones del Cantico Espiritual de San Juan de la Cruz.


Citas a San Juan de la Cruz que es un poeta muy especial para ti, cuáles son o serían sus flores.

San Juan es un poeta en continua admiración hacia lo natural. En su vida recorrió a pie miles de kilómetros, y cuando llegaba de un exhausto trayecto a un convento, rápidamente salía al campo cercano a contemplar. Todo era para él regalo, “todo es mío y todo para mi”. Sus flores son las que aparecen en el Cántico, los rosales, los mirtos, los dientes de león, los collados llenos de aromáticas y los valles al lado de los ríos con sus violetas. Una poesía que está llena de aromas, a menta, a arroyo que va bajando entre rocas, a árbol de vida florecido, musgos… Un paisaje que se llena de cada florecilla de las estaciones del año que al lado de sus pies descalzos él contemplaba emocionado.

Rousseau herborizando feliz en la isla de la isla de Saint-Pierre...

Cuando me encontré las Ensoñaciones de un paseante solitario descubrí al verdadero Rousseau, mientras paseaba con él.  En sus paseos comienza a recoger su espíritu, perdiendo el recuerdo de sus dolencias y problemas y entrando por otro camino donde está la verdadera felicidad para el ser humano. En camino de la contemplación que es una aventura personal llena de potencial renovador, donde dejamos que sea lo natural lo que nos devuelva a la casa interior de la que salimos con tanta frecuencia por el trajín de la vida y el estrés que ello nos proporciona.


Y el aire al soplar
MªÁngeles Álvarez

Editorial. Cuadernos del Laberinto

Al levantar los ríos
los enredaste
en el cielo.

Las algas 
se confundían 
con las estrellas,
y todo el reflejo
de la luz sobre el agua
se hizo nube.

Y paseaban sobre mi
que miraba
su fuga
en su ascender
entre los árboles.

sábado, 27 de abril de 2019

La Buena Vida - Club Lectura On line - Coordinadora, Maribel Orgaz

El Club de Lectura La Buena Vida se suma como cuarto club de lectura a los ya existentes en la Comunidad de Madrid: Brújula Literaria, Frontera Negra, Comando Lector y La Buena Vida: 
"Hay libros que procuran deleite a la vida. Libros solares, llenos de amigos, de encuentros gratos y viajes maravillosos. Decía Tolstoi que el fin del Arte es que amemos la vida en todas sus manifestaciones y que le gustaría que sus libros hicieran llorar y reír, hicieran que la gente se enamorase de la vida.
Y esto es lo que pretende este Club de Lectura La buena vida, que disfrutemos de leer, de compartir lo leído, de acudir a este punto de encuentro con ilusión y dispuestos a dejarnos sorprender, a aprender cosas nuevas".
¿Cómo apuntarse? Es gratuito y muy sencillo, clikar en el Portal del Lector, introducir los datos de nuestro carnet de biblioteca (si tenemos alguna dificultad, consultar en nuestra biblioteca) y descargar o leer en streaming el libro en móvil, tablet o pc y ¡leer, compartir y disfrutar! Tenemos un chat, un foro y habrá quedadas lectoras.

Puedes descargarte el libro y leerlo sin participar activamente, sólo leyendo los contenidos que iré incorporando o tan sólo leyendo el libro propuesto.

El carnet de biblioteca se expide en apenas unos minutos en cualquier biblioteca, es gratuito y no es necesario estar empadronado en Madrid.

Éste es nuestro primer plan de lecturas. El Buen Alimento cría Entendimiento



sábado, 20 de abril de 2019

El coraje y el empeño de Ortega y Gasset son realmente hermosos - Tras el oro del Rin, José Manuel Valle Porras, historiador.

Maribel Orgaz - info@leerenmadrid.com
El historiador José Manuel Valle Porras ha publicado Tras el oro del Rin, Editorial Cuadernos del Laberinto; una crónica de ocho viajeros españoles que buscaron en Alemania nuevas claves para regenerar España tras sus pérdidas coloniales en 1898 y su atraso económico. Valle Porras es autor de El rumor de las piedras. Heráldica y genealogía de Cabra (2009), y, prepara Ennoblecimiento y usurpación de armerías durante la Edad Moderna. El caso de Lucena (Córdoba). Ha obtenido el  V Premio Nacional de Investigación en Historia, Patrimonio Documental y Archivos «Antonio García Rodríguez» (2018).

¿Qué razones personales le han llevado a escribir este libro? ¿Qué aportaría al tema?

José Manuel Valle Porras, Historiador - El origen de este libro estuvo en la lectura de los artículos que el periodista Julio Camba envió desde Berlín y Munich, justo antes del inicio de la Primera Guerra Mundial. Me interesó desde el principio la imagen que transmitía de Alemania, en el sentido de la importancia que, a través de la mirada de Camba, se percibía que tenía entonces ese país, como modelo, como esperanza de regeneración, para los españoles. Esto me llevó a buscar otros textos de viajeros de nuestro país en tierras germanas, en fechas relativamente cercanas, para confrontar y completar esa percepción. Fue así como di con las publicaciones del geógrafo gallego Ramón de la Sagra, interesado por el progreso industrial, sobre sus visitas a Maguncia y Colonia en 1842 y 1843, respectivamente; las entretenidas cartas de mi paisano Juan Valera, escritas desde sus misiones diplomáticas en Dresde y Frankfurt, en 1855 y 1865-1866, justo antes, y durante el proceso de unificación; el interesante libro del músico Mariano Vázquez sobre su periplo por el Segundo Reich y el Imperio austro-húngaro en 1883; el texto de Emilia Pardo Bazán donde da cuenta de su paso por Baviera en 1889; las cartas del Ortega y Gasset estudiante de Filosofía, primero en Leipzig y Berlín, entre 1905 y 1906, y luego en Margurgo, el curso siguiente; la publicación del escritor y corresponsal Ricardo León sobre su visita a Alemania en plena Gran Guerra; y, finalmente, el peculiar libro del políglota Félix Díez, de 1920, donde da razón de su viaje por varios países europeos, entre ellos Alemania, y ya percibe que una nueva confrontación acabará llegando.

Mi aportación ha consistido en ofrecer, primero, una reseña de estas obras. Luego he analizado diversos temas (descripción de ciudades, evolución política, situación económica, literatura, música, filosofía, etc.) que aparecen espigados a lo largo de las páginas escritas por los citados autores, tratando de buscar una sistematicidad. Y, finalmente, he vuelto a la cuestión fundamental, analizando el significado que para estos ocho viajeros tenía Alemania, qué era lo que buscaban en ella y, por extensión, qué era lo que España veía y quería aprender de este país. Esta creo que es la principal aportación de mi humilde trabajo

Por otra parte, y como dice mi maestro José Luis Casas Sánchez en su prólogo a este libro, uno de los aspectos más llamativos del mismo es que ofrece la visión dejada por los españoles que han visitado otro país, en este caso Alemania, cuando lo habitual es encontrar bibliografía sobre el proceso contrario: las impresiones sobre España dejadas por visitantes extranjeros.


¿Qué admiró Emilia Pardo Bazán de Alemania?

De los ocho autores en los que me baso, fue esta escritora la que tuvo una estancia más breve en tierras germanas y, como consecuencia, es, también, la que menos páginas e impresiones nos ha dejado. Pardo Bazán recorrió fugazmente el sur de Alemania cuando, desde Francia, quiso hacer una escapada a la localidad balneario de Karlsbad, entonces en el Imperio austro-húngaro, y hoy en la República Checa. Atravesó entonces Baviera, visitando las ciudades de Múnich y Núremberg. Lo que más atrae su atención son los edificios y las artes plásticas. De la primera de estas ciudades dejó sus comentarios sobre el Valhalla, que, pese a su nombre, es un edificio de estilo neoclásico, y su pinacoteca, de cuyos cuadros barrocos da cuenta. De Núremberg resalta la belleza medieval de sus calles y edificios, ocasión que aprovecha para resaltar la conciliación, en Alemania, de lo antiguo y lo nuevo, de la conservación del patrimonio y la transformación económica. Se trata de una idea que también aflora en varios de los demás viajeros españoles, convirtiéndose en un leitmotiv de la imagen de este país que nos han dejado.

¿De todos los autores que ha estudiado, cuál cree que es hoy en día menos válido en sus observaciones?

Los países, como las personas, cambian con el tiempo, en algunos aspectos muy lentamente, casi de forma imperceptible, en otros, y en ocasiones, de manera súbita, como sucede con una enfermedad grave o un gran trauma nacional. La imagen que nos han dejado los autores que he leído ofrece puntos que mantienen su vigencia, como el progreso material, o el carácter disciplinado de la sociedad alemana. En otros aspectos, como la consecución de altísimas metas en la creación musical o filosófica, podemos pensar que el mejor momento ya ha pasado. Pero quizás más interesante sea lo que se ha abandonado tras la Segunda Guerra Mundial: las ideologías de superioridad racial de las que ya hablaba Juan Valera en el siglo XIX, o el militarismo que describe Camba a principios del siguiente.

Casi todos los autores reseñados ofrecen ideas perspicaces sobre Alemania, independientemente de que se correspondan con fenómenos que han perdido su vigencia, o que la mantienen. En este sentido, quizás la menos interesante sea Emilia Pardo Bazán, ya que, quizás por la propia brevedad de su visita, y más allá de las descripciones de los lugares que visita, apenas aporta ninguna reflexión sugerente, más allá de la citada conciliación del pasado con el progreso.


El krausismo supuso una innovación del sistema educativo español tan singular como ninguna otra influencia pedagógica exterior.

No es un tema que haya investigado, ni tampoco conozco la evolución de la pedagogía española, así que no le puedo dar ninguna respuesta de valía. Pero, llevando la cuestión del krausismo a las coordenadas de mi trabajo, podemos destacar que se trata de otro ejemplo de la influencia creciente que, a lo largo del siglo XIX, alcanzando su cénit a principios del siguiente, vienen operando en España las novedades procedentes de Alemania, y ello en múltiples terrenos: la música culta, la literatura, el desarrollo industrial, el pensamiento político, o las ideas filosóficas, fertilizadoras, en este caso, de los planteamientos pedagógicos y las metodologías educativas. Es curioso constatar cómo la Institución Libre de Enseñanza estuvo vigente desde finales del siglo XIX hasta nuestra última guerra civil, que es también el período en el que más intensa llegó a ser esta múltiple influencia de la cultura alemana en España, y, en definitiva, cuando más claramente se vio en aquella la fórmula para la regeneración de nuestra patria.


¿De todos los autores que ha analizado para elaborar este libro, cuál es el quien de manera más imaginativa y audaz absorbió la influencia alemana?

Sin duda es Ortega y Gasset. Él mismo expresa, en las cartas que, durante sus años de estudiante de Filosofía en Alemania, escribe a sus familiares, que el gran propósito que se ha impuesto para su vida es el de encontrar la fórmula de la fuerza moral de Alemania, entendiendo por tal esa programación social que explicaría su creatividad y progreso cultural en múltiples frentes, y, luego, conjugar esa fórmula con la de la decadente España, para, así, lograr revivificar a su país. Dicho de forma burda, el joven Ortega pretendía injertar lo español en lo alemán, lo caduco de nuestra patria en la raíz joven y vital de la patria de Kant, Goethe o Wagner. Estamos en los años 1905 a 1907, con la crisis del 98 tan cerca, en pleno estallido regeneracionista, y el propósito de Ortega responde a las necesidades sentidas por muchos españoles. El mismo Camba, que estuvo en Alemania pocos años después, habla de Alemania en términos muy parecidos, como la esperanza para la regeneración española. Pero nadie como Ortega tiene el coraje y el empeño personal de dedicar su vida a encontrar esa clave de salvación nacional. Es realmente hermoso.

¿A qué lector se dirige este libro? ¿Le llegan comentarios de sus lectores?

El lector lógico de este libro sería el interesado en la historia contemporánea de nuestro país, y, más específicamente, en cuestiones como las relaciones entre España y Alemania, o el regeneracionismo. Sin embargo, desde el principio concebí mi obra más como un ensayo histórico, que como un trabajo estrictamente erudito. Quiero decir que he buscado, en la medida de mis capacidades, el placer de la lectura, el texto amable, el disfrute del libro. En este sentido, quizás el lector que pueda esperar este trabajo no sea únicamente el dedicado o especializado en la Historia, sino todo aquel que, aunque con un interés menor, de mero curioso o diletante, en los temas tratados, quiera, sin embargo, acercarse a ellos con una lectura fluida, sin tecnicismos, y que busca –no sé si lo consigo– aunar estética y conocimiento.