jueves, 21 de marzo de 2019

El arte no es nada personal - Ángela Martín del Burgo, Novelista, poeta y autora teatral


Ángela Martín del Burgo es novelista y poeta; doctora en Filología y profesora de Lengua española y literatura. Ha publicado cuatro novelas: El mundo entero pasa por Marsella (2015), Asesinato en la Gran Via, Ningún camino de flores conduce a la gloria, y Cenizas sobre un mar de agosto; así como un libro de relatos La muerte de Mario de Sá-Carneiro o La soledad y el poeta. Es autora de seis poemarios; Dónde la muerte en Ámsterdam (2017), Enigma y misterio de Italia, y otros poemas (2016), Poemas de viaje (2011), Caducidad de lo real (Premio Ciudad de Miranda, 1996), La mirada asombrada y Un sueño breve. Es autora de El idiota (2018, obra teatral basada en la novela homónima de Dostoievski).
Ha participado en antologías poéticas y parte de su obra ha sido traducida al italiano. En 2010 se le otorgó el Premio Literario Internacional Omaggio a Pablo Neruda & Salvatore Quasimodo. Ha escrito numerosos artículos sobre novela negra y literatura.

Naipul decía que lleva mucho tiempo a un escritor saber qué tipo de escritor es. En su larga trayectoria literaria, ¿ya sabe qué tipo de escritora es?

Ángela Martín del Burgo- Recuerdo que Marguerite Duras decía que "lo que se escribe sustituye a lo que se vive". Esto es verdad y es verdad en mi caso. No obstante, también he citado en las presentaciones de mis libros un pensamiento que he hallado en un libro del antropólogo Claude Lévi-Strauss, Mito y significado, en el que dice que cuando termina de escribir un libro parece como si él no lo hubiese escrito, sino como si el libro lo hubiese atravesado de algún modo. Este pensamiento, que yo he tenido y sigo teniendo todavía, me ha sorprendido verlo impreso por otro. Se diría que, del mismo modo, mis libros me atraviesan, como si yo fuese un espacio por el que personajes, acciones de mis novelas y teatro, de mi poesía discurrieran a través de mí.

Lo digo también en mi libro de relatos La muerte de Mário de Sá-Carneiro o La soledad y el poeta, del que transcribo un fragmento, aunque el yo que habla no es otro que el narrador del relato:

“De cada sueño mío han surgido personalidades, encarnadas en personajes, que lo han soñado; estos, que no son yo, se han encargado de dar vida a mis sueños. Personalidades distintas a la mía, que no tengo ninguna. Yo soy tan sólo el escenario por el que pasan los actores, los personajes que sueñan mis sueños”.

Puede pensarse que respondo con vaguedad, pero conozco suficientemente esta experiencia mía como escritora y poeta, en la que el yo, cualquiera que este sea, siempre en soledad, condición sine qua non, queda convertido en un espacio que se deja atravesar; y esta disposición de mi cerebro, de mi imaginación, de mi técnica en los distintos géneros literarios, yo la he cultivado y desarrollado durante muchos años. La vida cotidiana no cuenta, la vida cotidiana es algo bien distinto.


Escribe novela negra y poesía, lo que parece una búsqueda personal de equilibrio entre lo feo y lo bello; lo oscuro y lo transparente. 

Al hilo de lo anterior, ya puede pensarse que el arte no es nada personal; esta es una equivocación que se cultiva hoy en día con gusto. Dicho esto, tampoco considero que la novela policíaca o novela negra sea algo feo y oscuro.

Jorge Luis Borges nos dice que ambos géneros – y está hablando del policial y del fantástico -, exigen una historia coherente, es decir, un principio, un medio y un fin. Habla de “disciplina de índole clásica” y en otro momento de “imaginación razonada”.

“Nuestro siglo – escribe Borges – propende a la romántica veneración del desorden, de lo elemental y de lo caótico. Sin saberlo y sin proponérselo, no pocos narradores de estos géneros han mantenido vivo un ideal de orden, una disciplina de índole clásica. Aunque sólo fuera por esta razón – añade -, comprometen nuestra gratitud”.

Frente a esto, ciertas corrientes de hoy en día bajo el rótulo de novela negra quieren alzarse con una fórmula única, y cultivar en ella lo feo y lo oscuro como usted dice, y esto, en demasía.


Vázquez Montalbán decía que la novela negra mediterránea es diferente a la nórdica, que, por ejemplo, se ocupa de que la gente coma. Y en lo que se refiere a mujeres y hombres escribiendo novela negra, ¿hay también diferencias?

Que la novela se ocupe, por ejemplo, de que la gente coma, este pensamiento es muy significativo y me recuerda lo que leemos en El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes cuando en el capítulo VI de la Primera parte, en el famoso escrutinio, salvan al Tirante el Blanco (Tirant lo Blanc, 1490) de Joan Martorell del fuego, porque, dice el cura, por su estilo es este el mejor libro del mundo: "aquí comen los caballeros, y duermen y mueren en sus camas, y hacen testamento antes de su muerte, con estas cosas de que todos los demás libros deste género carecen". Cervantes inaugura así la fórmula del realismo, aunque el realismo no aparezca en su novela sino para dar alas al ideal. Y por la pregunta que usted hace, la novela negra mediterránea sigue este patrón.

Y en lo que me dice de la diferencia entre hombres y mujeres escribiendo novela negra, yo creo que no hay razón alguna para que las haya; el arte, repito, no es nada personal, aunque en estos tiempos se insista en ello demasiado y en esa diferencia hombre mujer. En la obra de dos grandes novelistas, por ejemplo, como son Ágatha Christie y Patricia Highsmith, no encontramos ningún elemento que nos dé qué pensar que hayan sido escritas por mujeres.

Si la poesía es intensidad, ritmo y Voz; en su opinión, qué sería la Voz. 

Pudiera decirse que la voz es la presencia soterrada de ese desconocido a través del cual se ha ido elaborando la obra. Si utilizásemos un término de la crítica literaria podríamos decir que es la persona o narrador poemático desde el que se escribe el poema, así como en la novela hablamos de persona o personas narrativas.

Biblioteca Pública de Morón de la Frontera - Junto a la vitrina en la que estaban expuestos mis libros
Para un lector que quiera acercarse por primera vez a su obra literaria, por dónde le sugeriría empezar, qué título o género.

Comenzando por la novela, les aconsejaría Asesinato en la Gran Vía y El mundo entero pasa por Marsella. Si al supuesto lector les gustase los relatos, les hablaría de La muerte de Mário de Sá-Carneiro o La soledad y el poeta. Al que mostrase preferencia por la poesía, poemarios como Dónde la muerte en Ámsterdam, Enigma y misterio de Italia o Poemas de viaje. Por último, la obra de teatro El idiota, basada en la novela del mismo título de Dostoiewski, y escrita en colaboración con Á. Álvaro Martín del Burgo. Esta obra fue representada por la Compañía Balagán y dirigida magníficamente por José Luis Checa Ponce en octubre de 2018.

Qué significa Madrid en su escritura.

Madrid ha tenido y sigue teniendo una gran importancia en mi obra. A ella le he dedicado varias novelas, algunas no publicadas y otras publicadas, como, por ejemplo, Asesinato en la Gran Vía. En esta obra, que ha tenido tan buenas críticas y recomendaciones, está todo el amor que Madrid me inspira, toda la pasión que le profeso. A Madrid le he dedicado también poemas en mis distintos poemarios como Gran Vía del dolor, Nieva en Madrid o Cementerio de la Almudena.

martes, 19 de marzo de 2019

Lo que tus manos saben - H.C. Westermann, Museo Reina Sofía

Maribel Orgaz - info@leerenmadrid.com
Decenas de piezas de madera con alambres, plásticos, metales... trabajadas de manera minuciosa y con aspecto de juguetes infantiles. Otra sala para herramientas inútiles. Y un intermezzo, la extraña sala de los barcos.

Esta exposición, a la que sólo le falta virutas de madera esparcidas y trozos sobrantes de los materiales desechados parece remitir, en su atmósfera de taller al argumento del sociólogo Richard Sennet en su obra, El artesano: "las capacidades de nuestro cuerpo para dar formas a las cosas físicas son las mismas en que se inspiran nuestras relaciones sociales". Lo que tus manos saben al margen de tu cabeza.

Hace unos días tuvimos en Madrid al poeta de la porcelana, en lo que parece una posible vía sobre un nuevo y singular advenimiento del trabajo físico en un mundo de pantallas.

H.C.Westermann, fue un escultor y grabador americano, participó con veinte años en la II Guerra Mundial como artillero a bordo del USS Enterprise, atado a su puesto, veía cómo los kamikaze japoneses caían sobre él mientras les disparaba. Este recuerdo le hace dibujar y tallar toda su vida, barcos de la muerte. 
"En una carta de 1966 junto al bosquejo de unos de sus Barcos de la muerte H.C. Westermann contaba que había hecho el mismo dibujo cientos de veces. Efectivamente, el motivo se reitera a lo largo de los años (...) Los barcos de la muerte son siempre diferentes: barcos veleros, vapores, mercantes
o de guerra, todos ellos presagian un destino fatal. Han perdido el mástil, o navegan peligrosamente escorados. Algunos no avanzan, atrapados en un mar de brea o en la calma chicha; otros vagan después de haber quedado abandonados. Muchas veces se esconden en su propia caja, como si fuera un ataúd".
El Museo Reina Sofía exhibe una gran restropectiva de este peculiar artista que ha sido denominado un ebanista prodigioso. La comisaria, Beatriz Velázquez señaló en la inaguración que "Westermann es singular y por eso no cabe en ninguna historia del arte que contamos en España".

El recorrido que comienza temático, se interrumpe para sorprender al visitante con una sala, los recuerdos de su participación en la guerra naval, que condensa "su preocupación por el cobijo, el abrigo como algo no cumplido porque ir por la vida es difícil, llegar a buen puerto es difícil".


Habitar es construir, dice Westermann, "vivir es obrar, y procurarse un lugar en el mundo, a la vez que ese obrar es un obrando que precipita obras y cuando cesa, precipita obras terminadas".

En la cartela de una de estas naves puede leerse la referencia literaria del artista:
"La novela El barco de la muerte, B. Traven 1923 narra cómo un marinero mercante de forma sobrevenida, queda sin el amparo de la nacionalidad. No se le permite residencia, de modo que al final solo puede embarcarse en un barco de la muerte en donde la tripulación, como muerta en vida y sin opción, meramente subsiste trabajando de forma inhumana. Con sus tripulantes, el barco de la muerte queda privado de puerto, y muestra que todo rumbo es siempre un errar. Aunque quizás el tesón de Westermann al volver a botar sus barcos, una y otra vez, suponga un ánimo de sentido contrario: una orientación tenaz hacia el hogar.

Museo Reina Sofía
H.C. Setermann - Volver a casa
Hasta el 6 de mayo
Días de entrada gratuita 
Lunes. 19h.- 21h.
Miércoles-sábado19h - 21h.
Domingo13:30 - 19h.

martes, 12 de marzo de 2019

La narrativa de nuestros desastres - La Fuga, Chernobil y Fukushima



Maribel Orgaz - info@leerenmadrid.com
La Sección de Medioambiente del Ateneo de Madrid con más de veinte años en activo presentó ayer, 8ª aniversario del desastre de Fukushima, el cortometraje La Fuga dirigido por Eduardo Soto Pérez.

En Villar de Cañas, Cuenca, se planificó un cementerio de residuos nucleares, ATC. Una zona poco poblada y envejecida de la que no se esperaba una gran movilización social; sin embargo, se formó de inmediato una oposición organizada. El movimiento antinuclear es un fenómeno global que conecta a ciudadanos más allá de sus localidades. El resultado ha sido la suspensión de la autorización de la construcción.

La Fuga se suma a esta resistencia, el cortometraje narra, como un film de ciencia-ficción, las consecuencias de una fuga en el cementerio nuclear de Cuenca. "A Madrid, calculamos que la contaminación llegaría en apenas una hora", afirmó María Andrés de la plataforma contra el ATC.


La narrativa de nuestros desastres tiene algunos títulos estremecedores. El primero de ellos,
Chernobil de Svetlana Aleksiévich, la Premio Nobel de Literatura biolorrusa, que califica a la contaminación nuclear como "un mal distinto, camuflado, disfrazado".

Fukushima. Vivir El Desastre de Takashi Sasaki, el testimonio personal de un profesor de español nipón que comenzó a relatar en su blog el día a día después del desastre y que se negó a ser evacuado

España reconoció a los Héroes de Fukushima
 con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2011: "este grupo de personas representa los valores más elevados de la condición humana al tratar de evitar con su sacrificio que el desastre nuclear provocado por el tsunami multiplicara sus efectos".

"Este intento de domar materia encabritada encerrándola para que no produzca daños y que aún no sabemos cómo. Se ha intentado meterla en barriles de zirconio, el segundo mineral más antiguo de la Tierra y en 40 años los deja como un colador", Eduardo Soto.

"No lo hemos entendido, Chernobil es el futuro, incluso si lo publicas no lo entenderían. El futuro lo entenderá". Chernobil, Svetlana Aleksiévich.

sábado, 9 de marzo de 2019

Las escritoras, los escritores y las noticias sobre sus libros


Hace años, empecé a archivar las noticias de literatura de los tres principales periódicos españoles, El País, El Mundo y ABC.

Hice dos grandes clasificaciones: Países y Mujeres/Hombres. El resultado es un desafío a nuestra ecuanimidad como lectores. Por países, y es probable que este resultado sí sea evidente para un lector, la mayoría de las noticias de nuestros periódicos sobre libros y literatura son de Norteamérica.

miércoles, 6 de marzo de 2019

Club de Lectura Centro de Arte - Coordinadora, Maribel Orgaz - Alcobendas

Maribel Orgaz - info@leerenmadrid.com
Me incorporo como coordinadora una nueva temporada al Club de Lectura de la Mediateca Centro de Arte Alcobendas. Puedes leer la anterior temporada aquí. 

El grupo está completo con una gran lista de espera. Más información, aquí.

5 de marzo. Madame Bovary, Gustave Flaubert
26 de marzo. Toda una vida. Robert Seethaler
30 de abril. El desván. Guanlung Cao
21 de mayo. El esclavo. Isaac B. Singer

En esta primera sesión hemos comenzado presentándonos y comentando algún detalle sobre el motivo de asistir al club de lectura o sobre nuestros gustos lectores. 

Como es habitual en las aperturas de los clubes de lectura que coordino he animado a los asistentes a que abandonen el modo de lectura académico y disfruten de las libertades que como lectores tienen con un libro:

1-Abandonar su lectura en cualquier momento: hay más libros que vida. ¿Por qué hay que perder el tiempo en algo que no nos gusta ni disfrutamos cuando otros miles de libros apasionantes nos esperan?

2-No somos filólogos. Nuestras lecturas no pretenden un conocimiento académico. Somos el lector ideal de un escritor: acudimos a sus textos sin prejuicios, abiertos a que nos sorprenda, dispuestos a recomendarle con entusiasmo.

3-Crear nuestra propia biografía lectora. Al margen del canon y de la presión sobre lo que hay que leer.

4-Convertirnos en lectores curiosos y apasionados.

5-Reconsiderar géneros y autores que nos habían estropeado como la poesía.

También puede leerse mi libro, Cómo organizar un Club de Lectura. Editorial Bercimuel. 



Madame Bovary y un poema de René Char

Nuestra primera lectura de esta nueva temporada es todo un reto porque este clásico de la literatura universal tiene tal carga de estudios críticos, montañas de opiniones de multitud de expertos, versiones cinematográficas, el entusiasmo ilimitado de otros escritores como Mario Vargas LLosa. En resumen, tal rebozado que es casi imposible llegar al texto original, hacer una lectura desde el desconocimiento. ¿Cómo leer con ojos nuevos un texto así?

Nos serviremos de nuestra libertad como lectores que no persiguen utilidad alguna, que no buscan incrementar conocimientos a través de la literatura, no tienen que hacer un examen de fin de curso ni exhibiciones eruditas. Esta libertad que nos permite plantearnos ¿qué méritos tiene esta novela para que yo, en este siglo XXI, siga leyéndola? ¿merece esta historia de unos valores sociales obsoletos, de una región provinciana francesa de hace dos siglos, que le dedique mi atención y mi tiempo?


Desde el comienzo establecemos una distinción: el contenido y la forma del texto. Creemos que Emma sigue sirviéndonos como prototipo actual de una mujer con la cabeza llena de pájaros, caprichosa, que sólo piensa en sí misma, que compra compulsivamente y cuya única distracción en su vida monótona es encadenar un amante detrás de otro.

El amor romántico que ella idealiza y que sólo le procura desgracias, su incapacidad para amar a su marido Charles, un mediocre médico rural, un hombre simple que sin embargo, tiene devoción por ella. El casi abandono en el que Emma tiene a su única hija.

Sobre el texto admiramos las descripciones, los diálogos, la forma en que Charles se enamora de ella, el humor con el que Flaubert retrata en tantas ocasiones a personajes y situaciones. La contraposición de una sociedad burguesa, de individuos que se comportan en muchas ocasiones como patanes, con sus intereses limitados y la figura de Emma que desea vivir algo más y que no tiene posibilidad alguna en un lugar como éste ni por educación ni por la clase social a la que pertenece.

En cuanto a la forma, coincidimos en que el texto es una obra de arte aunque hay una opinión acerca de si es necesario nombrar personajes que el autor no va a desarrollar después. Leemos algunos párrafos del texto y reparamos en cómo presenta a Emma, detalle a detalle para que el lector quede también cautivado por su belleza y elegancia.

Charlamos acerca de su posible depresión cuando su primer amante la abandona o de su anorexia nerviosa, en un tiempo en el que se carecía de palabras para estas dolencias psíquicas.

¡Ha de vivir! - René Char 


Para finalizar y como es costumbre en los clubes de lectura que coordino, leemos un poema.

¡Ha de vivir! Qu'il vive!

Esta tierra no en sino un voto del espíritu, un antisepulcro.

En mi tierra, las tiernas pruebas de la primavera y los pájaros mal vestidos son más estimados que los fines lejanos.

La verdad aguarda a la aurora junto a una vela. No nos cuidamos del cristal de la ventana: qué le importa al atento.

En mi tierra no se interroga a un hombre emocionado.

Sobre la barca zozobrada no hay sombra maligna.

Los buenos días a medias: eso no se conoce en mi tierra.

No se pide en préstamo más que lo que puede devolverse aumentado.

Hay hojas, muchas hojas en los árboles de mi tierra. Y las ramas son libres si no quieren dar fruto.

No creemos en la buena fe del vencedor. 

En mi tierra se sabe agradecer.

lunes, 4 de marzo de 2019

El jardín de los dioses - El Rana Verde, Aranjuez y José Luis Sampedro

Maribel Orgaz - info@leerenmadrid.com
Lorca, Alberti, José Luis Sampedro, Orson Welles o Joaquín Sabina. Todos ellos han visitado El Rana Verde, un restaurante emblemático en Aranjuez situado a la orilla del Tajo, que comenzó siendo un merendero hacia 1903.

En la web de El Rana verde se recogen las cariñosas dedicatorias que tantos visitantes ilustres han dejado pero de entre todos ellos, hay tres singulares. El pintor Santiago Rusiñol que tiene una esquina dedicada con una fotografía y un jarrón con flores y que sugirió el nombre del establecimiento a la familia, el músico Joaquín Rodrigo y el escritor José Luis Sampedro en cuya obra Aranjuez es un paisaje constante.

La ciudad fue tan importante para el escritor que Aranjuez ha diseñado una ruta literaria como homenaje. Sampedro pasó su adolescencia aquí y podía pasear los jardines cuando aún no eran de acceso público. Aranjuez fue, según ha afirmado siempre, "mi paraíso terrenal, de jardines llenos de dioses de mármol". 


Esta primavera adelantada ha despertado los jardines reales un poco más pronto que otros años y permite disfrutarlos a temperaturas suaves incluso en marzo. El jardín chinesco con su membrillero japonés florecido o el magnolio chino tan espléndido que deja mudos de admiración a quienes se acercan a contemplarlo.

El canto de pinzones y petirrojos;  el arrullo de las palomas o el laborioso sonido de los picapinos. Los plátanos y cipreses gigantescos entreverados de arbustos olorosos: perfumados saúcos y mahonias; las curiosas ardillas que salen a los caminos. En un rincón, un cartel informa que se permite a las malas hierbas prosperar porque son un refugio para los animales.


"Uno hace la obra pero la obra le hace a uno. Esto es así en la vida en general, no sólo en la literatura siempre que se hace algo por necesidad interior, se está haciendo uno a sí mismo". Escribir es vivir. José Luis Sampedro. Editorial P&J

domingo, 3 de marzo de 2019

San Martín o Waterloo - Spanish Everyday Sayings. Maribel Orgaz y Rebeca del Caño - Amazon

Maribel Orgaz - info@leerenmadrid.com
Hace unos años, mi amiga Rebeca, madrileña como yo, se fue a vivir con su familia a una preciosa ciudad de Reino Unido llena de jardines y lagos. Cuando he ido a visitarla, a menudo comentábamos con humor, las expresiones españolas, los refranes y los dichos que en inglés o no existían o tenían una formulación totalmente diferente al español.

Caímos en la cuenta de las expresiones provenientes de las corridas de toros que utilizamos en español sin darnos cuenta y cómo es probable que la mayoría de los hispanohablantes ni siquiera seamos conscientes de su origen. Ambas fantaseábamos con que, un día, al igual que los términos racistas o machistas, los provenientes de los toros fueran erradicados del vocabulario cotidiano. Sin embargo, cualquier estudiante de español encontraría estas expresiones en la calle, en los periódicos y en el día a día. Y tendría que conocerlos para comunicarse bien en nuestra lengua.



Así que, pensamos por qué no hacer un librito que se pudiera leer en Kindle o imprimir bajo demanda, colgarlo de Amazon y que todo estudiante de español o de inglés, o incluso un coleccionista de expresiones curiosas en lenguas les resultara de utilidad e interés.

Y nos pusimos mano a la obra. Escribí el contenido y Rebeca se ha encargado de la edición, una tarea que incluye desde maquetarlo a hacer un índice. De ella fue la estupenda idea de de pedirle a nuestra común amiga, Andrea Anguera, traductora jurada, que nos lo revisara. ¡Gracias! otra vez. 

Aquí está el resultado, Spanish everyday sayings que se puede adquirir para Kindle, o se regala con la versión en papel que se imprime bajo demanda. Y esto son los link para adquirirlo desde las diferentes países del mundo.

AUhttps://www.amazon.com.au/dp/B07NTRFQST