miércoles, 13 de diciembre de 2017

Cruzada de misterio - En islas extremas, Amy Liptrot - Volcano Libros



Maribel Orgaz - info@leerenmadrid.com
Es una paradoja: España, paraíso de biodiversidad en Europa, carece de literatura sobre la Naturaleza. Vivimos inmersos en el material pero no parece interesar como materia de escritura. La pregunta es  quizá, si el posible desarrollo colectivo de una sensibilidad hacia el entorno natural no está truncado ya por el cambio climático: nuestra preocupación principal es ahora el agua para beber. Nuestra mirada no parece que pueda abandonar la utilidad. 

Los lectores en español de nature writing se tienen que surtir, por tanto, de traducciones y buscar pequeños reductos en las editoriales como el de Erra naturae y su colección Autores salvajes; por eso, ha sido tan interesante la aparición de una editorial como Volcano dedicada exclusivamente a publicar este género.

En islas extremas de Amy Liptrot es uno de sus libros estrella -obtuvo el Premio Wainwright 2016 al mejor libro de naturaleza y viajes en Reino Unido-. Un libro cruzado de misterio. La autora nacida en las islas Orcadas se va a Londres en donde, en unos diez años, toca fondo: "quería el futuro ya". Y la vuelta a su paraíso escocés, y a su comunidad, le permite vivir de nuevo.

En el libro, un diario personal, no hay viajes ni una experiencia de Naturaleza sensorial: "nunca me he considerado, y me resisto a serlo, el tipo de persona saludable que disfruta estando al aire libre", afirma Liptrot. Las borracheras hasta caer en las convulsiones, la pérdida de un trabajo tras otro o de su pareja a causa de la bebida forman parte de la deriva londinense. Los baños diarios en el agua gélida de las islas y el estudio de las codornices son parte de la recuperación en el paraíso de las Orcadas.

La autora recuerda en un momento dado un poema del gran poeta de estas islas, Edwin Muir, de quien Jordi Doce ha escrito en su blog una hermosa entrada. Y es apenas esta referencia la que da  el enfoque a este libro. La vida antes de la Revolución Industrial y la irrecuperable vida de todo europeo tras la irrupción de las tecnociencias. Las mismas que nos han dado prosperidad y longevidad a costa de separarnos de la Naturaleza: "he dejado las adicciones, no creo en Dios y me ha ido mal en el amor, así que es ahora cuando encuentro mi felicidad y la válvula de escape en el mundo que me rodea". ¿A qué mundo de viento y de aves, de cielos inmensos volveremos todos nosotros tras nuestros excesos?


Caballos  
Edwin Muir


Al final de la tarde, apenas un año después
de la guerra de siete días que hizo dormir al mundo,
los extraños caballos regresaron.
Por entonces ya habíamos sellado nuestro pacto con el silencio,
pero aquellos primeros días todo estaba tan quieto
que el sonido de nuestra propia respiración nos asustaba.
Al segundo día
las radios se estropearon; movíamos el dial; ningún sonido.
Al tercer día un barco de guerra pasó ante nosotros en dirección norte,
sembrado de cadáveres en cubierta. Al sexto día
un avión cayó al mar sobre nosotros. A partir de ese instante,
nada. Las radios mudas;
y ahí siguen, en un rincón de nuestras cocinas,
y siguen encendidas, tal vez, en un millón de habitaciones
de todo el mundo. Pero ahora, si rompieran a hablar,
si de pronto les diera por hablar,
si al dar las doce una voz nos hablara,
no le haríamos caso, dejaríamos fuera
ese mundo maligno que devoró a sus hijos
de un bocado. No habría vuelta atrás.
A veces pensamos en las naciones que duermen,
arropadas ciegamente en un dolor impenetrable,
y la extrañeza de esta idea nos confunde.
Los tractores descansan en los campos; cuando se pone el sol
parecen acecharnos y esperar como monstruos marinos.
Están bien donde están, cubriéndose de herrumbre:
«Que acaben de pudrirse, nos servirán de abono».
Hacemos que los bueyes tiren de los viejos arados,
los mismos que juntaban polvo. Hemos vuelto
para ensanchar la tierra de nuestros padres.
                                                                    Entonces esa noche
al final del verano los extraños caballos regresaron.
Oímos un lejano retumbar en el camino,
un traqueteo cada vez más violento; se detuvo, luego empezó de nuevo
y al doblar el recodo se transformó en un clamor vacío.
Cuando vimos las cabezas
como una gran ola salvaje tuvimos miedo.
Habíamos vendido los caballos en época de nuestros padres
para comprar tractores nuevos. Y nos eran extraños
como corceles fabulosos en antiguos escudos
o ilustraciones de un libro de caballerías.
No nos atrevíamos a acercarnos. Sin embargo esperaron,
testarudos y tímidos, como si tiempo atrás
hubieran recibido la orden de encontrarnos
y revivir el lazo arcaico que dábamos por perdido.
En un primer momento no pensamos siquiera
que aquellos seres se dejaran domar o utilizar.
Había en la manada media docena de potrillos
paridos entre ruinas, en terreno salvaje,
y aun así frescos como si hubieran emergido de un edén propio.
Desde entonces arrastran los arados y llevan nuestras cargas,
pero esa libre servidumbre nos sigue traspasando el corazón.
Nuestra vida ha cambiado; en su venida está nuestro comienzo.

jueves, 7 de diciembre de 2017

Poesía en el Casino de Madrid




Maribel Orgaz - info@leerenmadrid.com

El pasado 28 de noviembre, la poeta Pepa Nieto leyó una selección de poemas de toda su obra publicada. El encuentro tuvo lugar en el Casino de Madrid, en la Sala Torito, cuya calidad acústica ha sido ensalzada por el tenor Plácido Domingo. Estas tertulias poéticas se celebran una vez al mes y para que un poeta pueda compartir su obra el requisito es ser invitado por un socio del Casino.

viernes, 1 de diciembre de 2017

Hay que rescatar la poesía de la vorágine moderna - Ana María Reyes Cano, poeta


Maribel Orgaz - info@leerenmadrid.com
Ana María Reyes Cano presentará el próximo 4 de diciembre en la Sociedad General de Autores , SGAE a las 19h. su nuevo poemario, Ausencia levemente prolongada, Huerga y Fierro Editores. Su relación con la palabra incluye su formación como filóloga, ejercer como docente y también traductora y correctora de estilo. Cree que un poeta necesita ante todo, una atmósfera creativa, pero estos tiempos no lo ponen fácil.

Ausencia levemente prolongada, ¿un poemario de amor o de desamor?

Ana María Reyes Cano, poeta. Yo lo llamaría en todo caso de amor en ausencia, ya que en realidad fluctúa entre la presencia y la ausencia amorosa, entre la realidad y el deseo, entre el recuerdo y el olvido, entre la adoración y el desencanto, para evocar un universo onírico personal y cotidiano.

El arranque, lo que denomina Pórtico, es prosa poética. ¿Escribe también prosa poética?

No suelo escribir prosa poética, aunque es indudable que consciente o inconscientemente en muchas ocasiones la poesía pueda impregnar también otro tipo de textos.

En su caso es profesora y además poeta. Cómo se compaginan ambas facetas.

En mi caso, más que poeta me considero más bien escritora, porque experimento con otros géneros como narrativa, introducciones, reseñas...; pero aunque he realizado también diversos trabajos  para editoriales como traducciones, correcciones de estilo o incluso una adaptación de Aire de Mar en Gádor de Pedro Sorela para la colección «Leer en español»  en la editorial Santillana-Universidad de Salamanca, reconozco que es muy difícil vivir de la escritura, máxime si se trata de poesía.

En cuanto a compaginar la creación poética con ser profesora, resulta complicado, porque la docencia implica muchas más horas de dedicación que el propio periodo lectivo en sí entre preparación de las clases, corrección de exámenes, formación... Por no hablar de que la faceta poética engloba muchos más aspectos que la mera creación, como son las presentaciones, recitales, difusión en redes sociales, ferias del libro, encuentros poéticos... Pero en contrapartida, la docencia también me aporta unas satisfacciones que no tendría sin el contacto con mis alumnos, a los que intento despertar y estimular su creatividad literaria y de los que aprendo cada día.


Qué otros poetas lee y cree interesante que sean leídos.

Indudablemente, siempre me han fascinado los clásicos como Miguel Hernández o Pedro Salinas que nunca dejan de leerse ni recomendarse.

Pero si nos ceñimos a los contemporáneos, podría elegir a muchos buenos poetas especialmente queridos por su proximidad y diferentes formas de hacer poesía. Destaco a Francisco Caro, maestro de la poética amorosa,  por su elegancia y lenguaje exquisito; y a otro gran maestro, Ramón Irigoyen, cuyos versos, que van desde la ternura a la insolencia, son según le gusta decir «como una pedrada en la sien», siempre impactantes y originales.

Si la poesía es intensidad, ritmo y voz. En su opinión, qué es la Voz.

Creo que en el proceso de creación hay una voz interior inconsciente que va dictándonos con premura los versos agolpados por las imágenes o las sensaciones, a los que luego otra voz más consciente intenta dar forma propia. Y el resultado de las dos es lo que percibe el lector: la voz del poeta.

Pero no hay que olvidar otra voz externa que es la que proyecta el poeta en un recital, y que va a ser la que transmita o no lo que sintió al escribirlo.

Cuál cree que es el principal problema hoy en día para la creación poética. 

A pesar de que actualmente parece haber más facilidades para publicar y divulgar la obra a través de las redes sociales, también parece haber una mayor dificultad para la creación poética. Personalmente, creo que el principal problema es tener que escribir en un mundo de prisas, de estrés laboral y social, de gusto por la inmediatez y valores consumistas: en suma, de falta de tiempo y atmósfera propicia para el desarrollo de la creatividad y plasmación de los sentimientos. Pero habrá que tomarlo como un reto intentando rescatar los versos de la vorágine existencial de la vida moderna.

Ausencia levemente compartida
Ana María Reyes Cano
Huerga y Fierro Editores

Sueño de algas

Por qué camino de tristeza prisionera de sombras
he llegado a ti,
tan pequeña y estéril,
con la lluvia en los ojos
y el corazón
supurando mi tristeza
apiñada sin retorno a ese sueño
de algas escondidas
que siempre parece encender la ausencia.



lunes, 27 de noviembre de 2017

Desde Canada, Israel o Mongolia - Premio El Fungible, Ayuntamiento de Alcobendas



Maribel Orgaz - info@leerenmadrid.com
Al premio de novela corta y relato El Fungible han llegado obras en español desde países tan lejanos como Israel o Mongolia. Más de 25 años de convocatoria y un cambio anunciado para la siguiente edición que aún no está definido ni era anunciable pero que está en marcha.

En esta última edición el ganador del premio novela corta, Vicente Marco que por insistencia de un amigo salió a correr y poco menos que quedó atrapado en una rotonda y de ahí le surgió la idea de su novela ganadora comenzó la entrega con mucho sentido del humor y la reivindicación fue a cargo del ganador en la categoría relato, Enrique Fernández Aparicio que habló de la necesidad de que las mujeres participaran en igualdad en el arte: es el momento de que construyan libremente un relato justo.

viernes, 24 de noviembre de 2017

La poesía siempre fue de minorías - Pepa Nieto, poeta

Pepa Nieto Busto es poeta y además, escultura. Coordina la Tertulia Arco Poético en la Biblioteca Pública Retiro de Madrid. Su obra ha sido traducida al ruso, inglés, árabe y también al gallego. Ha publicado: Vencida por Septiembre, Como Ceniza, Antes y después, el mar, La mano del ángel,  Tiempo inhabitable y Nacer del fuego. Su poemario Como Ceniza obtuvo el Premio Internacional de Poesía Antonio Oliver Belmás. Ha participado en numerosas antologías. Dos de ellas: Antología de poetas contemporáneas Enésima hoja y Atlas Poético. Viajeras del siglo XXI han sido publicadas por la editorial Cuadernos del Laberinto. 

El próximo día 28 hablará de su obra poética en el Casino de Madrid, ¿es un nuevo poemario?, ¿una lectura de obra anterior?

Pepa Nieto. Poeta y escultora.- No presento un nuevo poemario el día 28, hace meses se me invitó a dar una lectura poética en esta tertulia  que una vez al mes se celebra en el Casino de Madrid. Leeré poemas de toda mi obra.

En un acto público sobre poesía se definió la poesía como Intensidad, Ritmo y Voz. Qué es, en su opinión, la Voz.

Pienso que la Voz es, por decirlo de alguna manera,  el sentir de cada poeta, se suele decir mucho:
es un poeta con voz propia. Yo, personalmente, creo que escribo distinto de otros poetas, afortunadamente.  Luego están también las influencias, es casi inevitable, si tus lecturas son de tal o cual poeta, que en tu poesía  no se aprecien, a veces, algunas influencias.


Parece que hay un resurgir de la poesía, se acude en masa a escuchar poemas, incluso se paga en teatros para escucharla, ¿está de moda la poesía? 

Ojalá acudiera la gente en masa a escuchar poemas, desgraciadamente, o yo estoy mal informada, o no lo veo así. Es cierto que desde hace algún tiempo, hay más interés por la poesía, se vende más, y parece que incluso los jóvenes acuden a recitales. Y puede considerarse buena noticia, ya que la poesía siempre fue de minorías.

Qué poetas recomendaría. 

Difícil pregunta esta, poetas interesantes hay muchos. Y lectores  de poesía que se inclinan por unos
u otros  poetas son también innumerables. Es sorprendente, por ejemplo, cuando una dice que le encanta Vicente Aleixandre, y te contesten diciendo: no me gusta nada; oWalt Whitman y con esto cito a dos de mis preferidos. Otro que me gusta muchísimo es Luis Cernuda, Miguel  Hernández, Gloria Fuertes y un larguísmo etcétera de poetas que es una delicia leerlos.


Cuál cree, hoy en día, que es la mayor amenaza para la creación poética.

La poesía es algo tan personal, tan íntimo, que yo no veo tal amenaza para la creación poética.
Bien es cierto que el poeta es él y sus circunstancias. Y en esas circunstancias está también
el mundo en el que vive. Y  es natural que en  su obra  se reflejen hechos que de alguna manera le impresionen.

Qué significa la poesía en su vida.

La poesía forma parte de mi vida, esta pegada a mí, no concibo la vida sin ella, me ocurre igual con la escultura. Mi relación con la materia, sobre todo con el barro que es de lo que están hechas la mayoría de mis obras, es la otra mitad importantísima en mi vivir de cada día.


Esto es el Norte
Pepa Nieto

Esto es el norte,
podría percibirlo
desde cualquier distancia.
Abro paso al diluvio
de una lluvia que llega hasta mi encuentro,
y agradezco mojarme.
Puedo sentir mi pelo
empaparse feliz de transparencia.
Aquí sobra el asfalto,
todo avanza como hacia el infinito.
De pronto, el sol reluce.
Hay un momento aquí
que el sol lo dice todo, y todo calla,
y se vuelve pequeño,
es un sol diminuto
o un sol grande,
corro hacia él
que me traspase pronto,
también lo represento.
Si me entendéis
entenderéis al norte.

miércoles, 22 de noviembre de 2017

Vidas que no dejan de causar asombro. Charla-Coloquio, Maribel Orgaz

________________________________________

II Ciclo de Libros con sus autores
Miraflores de la Sierra, Madrid
7 de diciembre, 20h.
Amores que podrían ser, Maribel Orgaz - Editorial Bercimuel
Si quieres descargarte un par de ejemplos, pincha aquí.


_________________________________________________________________________________


Vidas que no dejan de causar asombro. Desde Carmen de Burgos a Emilia Pardo Bazán; Madrid y en concreto el Barrio de Malasaña fueron un antes y un después en las vidas de estas pioneras.

Cómo superaron sus orígenes humildes, la falta de estudios, los matrimonios fracasados o las dificultades económicas en una época en la que las mujeres no tenían ninguna oportunidad. Su trayectoria es tan singular que forma parte mi ruta guiada para Carpetania Madrid. 

 Su tenacidad y esfuerzo continúan inspirando hoy en día a muchas otras personas

                         
Biblioteca Pública Municipal Vargas Llosa - 29 Noviembre, 19h.29
                                        Calle Barceló, 4 - Metro Tribunal - Madrid






Entrevista en el Programa Onda Verde - La Chispa de la Vida. Escuchar aquí



martes, 21 de noviembre de 2017

Una vitalista que amaba Leopardi, Carmen de Burgos en el Ateneo de Madrid

Maribel Orgaz - info@leerenmadrid.com
"Cómo esta mujer tan vitalista adoraba a Larra y a Leopardi, dos autores que son vencidos por la vida", se preguntaba la filológa Pilar Palomo para quien este aspecto de la escritora y periodista Carmen de Burgos, de quien se celebra estos días el 150º aniversario de su nacimiento le planteó un misterio a resolver.

Carmen de Burgos llegó a Madrid para comenzar una nueva vida. Abandonó Almería, el lugar en el que nació y se casó, dejando atrás un matrimonio fracasado con un hombre brutal y tres hijos muertos al nacer. Madrid le dio todas las oportunidades que le fueron negadas antes. Colaboró en periódicos, escribió más de un centenar de libros, fue la primera mujer corresponsal de guerra y acometió dos biografías. Una de ellas del poeta Leopardi:"esa biblia del dolor",  en palabras de la profesora Palomo,"¿cómo es posible que ella le admirara tanto?".

"Carmen, incluso, viajó a Italia para visitar su tumba como en una peregrinación. Ella que había sufrido tanto nunca se dejó vencer", explicó Pilar Palomo, "y dejó escrito: leed a Leopardi cuando estéis serenos y de un libro de suicido haréis vida "eternal". Para Carmen, Leopardi con su dolor hizo arte y esa es una lección de vida: que el dolor se purifique, que del arte brote la vida. Quizá ella fue también una romántica tardía".

Homenaje a Carmen de BurgosColombine
Ateneo de Madrid
4 de diciembre
Biblioteca Nacional de España
22 de noviembre

Mujeres de Malasaña y Carmen de Burgos
Paseo Guiado, Inscripciones: Carpetania Madrid
9 de diciembre, 11h
Guía, Maribel Orgaz

Vidas que no dejan de causar asombro
29 de noviembre, 19h.
Charla-Coloquio
Biblioteca Municipal Mario Vargas Llosa
Por Maribel Orgaz