sábado, 17 de febrero de 2024

Literatierra, grupo de lectura en el CEA Valle del Lozoya, Madrid



En el pueblo serrano de El Cuadrón, se encuentra el Centro de Educación Ambiental Valle del Lozoya, que forma parte de la red de centros ambientales de la Comunidad de Madrid.

Una vez cada dos meses tiene lugar un encuentro de un grupo de lectores dedicados al género de naturaleza escrita, una temática que poco a poco genera más interés.

En el centro de Madrid, en la Casa Encendida, también hay otro Ecoclub, otro grupo de lectores dedicado a este genero. El coordinador es Ignacio Santos y hace un tiempo, le entrevisté para El Asombrario.

Participar en estas reuniones es gratuito, aunque se solicita previa inscripción. En El Cuadrón tienen un blog y puedes escribir al correo que se indica en él o llamar por teléfono, aquí.

Y en el caso del Ecoclub de Ignacio Santos, en La Casa Encendida, puedes hacerlo aquí.




viernes, 16 de febrero de 2024

El Tarot - 11 de marzo. Natalia M. Alcalde, escritora y tarotista - UP Miguel Delibes Alcobendas

 



El próximo 11 de marzo a las 17.30h. en la Sala el Cubo, la escritora y tarotista, Natalia M. Alcalde, @nataliam.alcalde , vendrá a hablarnos del Tarot. 

Natalia M. Alcalde escribe relatos de forma periódica para distintas revistas literarias de México y España y su última novela, Delirio ha sido finalista del premio Tuber melanosporum 2024 de Morella Negra.

Experta en Tarot, que descubrió cuando estuvo en Italia, tal y como explica en esta entrevista, utiliza esta técnica incluso para sus personajes, a los que echa las cartas como parte de su proceso de escritura. 

"vivimos en un mundo inmensamente grande, donde no tenemos explicaciones para todo.  Hay muchas cosas que no logramos conceptualizar y comprender, y por eso, el pensamiento mágico lo utilizamos para encontrar respuestas a lo que no tiene respuesta". Natalia M. Alcalde

Esta presentación en abierto, tendrá lugar en el marco del nuevo curso que imparto todos los lunes, en la Universidad Popular Miguel Delibes, Libros visionarios. El curso está completo. 




En la Universidad Popular Miguel Delibes y destinado a adultos, he impartido hasta ahora varios cursos de literatura: Benito Pérez Galdós, Miguel Delibes, la literatura de la Guerra Civil española, Crónica periodística, Premios Nobel de literatura, el ciclo Una novela, una ciudadUna mujer, una obra, Escritores en el centro del margen, Narradoras españolas contemporáneas, etc. Todos ellos muy bien recibidos y siempre completos.

Puedes leer sobre algunas de las clases impartidas con anterioridad en el ciclo: Una novela, Una ciudad; en estos link:


                  Calles que quedan fuera de la historia - La Barcelona de Javier Pérez Andújar

                  El Aranjuez de José Luis Sampedro

 

Más información - UP Miguel Delibes, Av. de la Magia, 4, 28100 Alcobendas, Madrid
                                Teléfono: 916 62 60 62










miércoles, 7 de febrero de 2024

La poesía es un fulgor que ilumina y da cuenta del tamaño de las sombras - Ni un leve trazo, David Pulido Suárez, poeta.

 

Fotografía: Carlos Odeh

David Pulido Suárez ha publicado nuevo poemario, Ni un leve trazo y es probable que esta obra sea un antes y un después en su escritura. Colaborador habitual en las revistas Calibán, Ínsula Barataria, Aenigma y La Plazuela de las Letras, publicó su primer poemario Dame un nombre, en 2011 (ed. Idea). Ha recitado poemas en el programa La voz de los poetas, en Radio Ecca y ha participado en el  I Encuentro y festival de poesía joven-2003, celebrado en Salamanca, PAN, organizado por la universidad salmantina y la Asociación de Jóvenes Hispanistas Calíope. En el 2017 llegó a las librerías la segunda obra del autor, Décimas de juguete (ed. CanariaseBook/ Cam-PDS), textos destinados a público infanto-juvenil con el que ha realizado talleres en diversos centros escolares de la isla de Gran Canaria. Si lo desea, puede contactar con el autor a través del siguiente correo: niunlevetrazo_dps@hotmail.com. 


Ni un leve trazo es tu nuevo poemario que tiene como punto común la herida, incluso el dolor, que es a veces vivir.

Mi poemario no es un canto al dolor, sino, en parte, a la franca aceptación del inevitable acabamiento que a todos nos llega; a la fugacidad del tiempo. Pero no sólo la muerte figura en estos versos: la vida misma y el amor, su ingrediente elemental, son los otros dos ejes sobre los que pivota mi libro. 

Son, pues, las tres heridas hernandianas, popularizadas años más tarde por Serrat cuando cantó al oriolano. Tengamos en cuenta que nuestro poeta las llamó “heridas” porque tenía una visión trágica, imbuida de fatalidad, de la existencia, derivado esto no sólo de sus fuentes literarias, sino, particularmente, de su propia experiencia. No obstante, y como es natural, el hecho de estar vivos nos expone a la felicidad y al dolor, forjándonos, definiéndonos como seres humanos. Ni un leve trazo, por qué no, puede leerse también como una invitación a la vida, un memento vivere, tal y como titulo uno de los poemas.


Si la poesía es intensidad, ritmo y voz. En tu opinión qué es la voz.

El género lírico, en sus comienzos, se manifestaba principalmente por medio de la voz. No por casualidad se cuida el ritmo, la rima y la acentuación, usados para dar lugar a una declamación o canto óptimos. Sin embargo, “voz” en poesía tiene también otro significado que es el que aquí me interesa: el estilo inconfundible de cada autor o autora. Antonio Machado en su famoso Retrato dice: “A distinguir me paro las voces de los ecos”. Aunque su sentido original puede ser otro, podemos entenderlo de esta manera: uno se impregna de innumerables versos y modos de escribir, los ecos, los cuales van moldeando poco a poco nuestro estilo hasta que este, finalmente, acaba por cuajar en una voz propia, distinguible. 


La poesía continúa siendo un gran género en estos tiempos que no parecen precisamente poéticos.

¿Pero qué tiempo es poético? Cada una de las generaciones a las que formuláramos esta pregunta respondería, seguramente, que el suyo no lo fue o no lo es. Guerras, hambrunas, crisis económicas, asaltos al poder, siempre hay algo que justifica la frase “malos tiempos para la lírica” con la que Bertolt Brecht tituló uno de sus poemas e inmortalizó el grupo pop español Golpes Bajos. A pesar de todo, lo cierto es que nunca se ha dejado de escribir o leer poesía, sea o no propicio el momento histórico. 

Dicho esto, opino que la poesía se sigue creando y leyendo porque es comunicación que trata de expresar bellamente o de forma atractiva aquello que nos conmueve como humanos y que nos resulta inaprensible con el uso cotidiano del lenguaje. El género lírico tiene la capacidad de pulsarnos por dentro, de dar voz a nuestras preguntas, incertidumbres, alegrías, temores y vértigos más íntimos. Dicha capacidad se fundamenta en que tanto su escritura como su recepción emplean la intuición, es decir, viene y va directo a las entrañas. La poesía es un chispazo, un fulgor, que al tiempo que ilumina da cuenta del tamaño de las sombras, o sea, de los espacios que aún quedan incógnitos.




Cuáles serían tus poetas de referencia.

A riesgo de dejarme a muchos fuera, nombraré a Francisco de Quevedo, Garcilaso de la Vega, la poesía popular o tradicional, la del mundo clásico, Antonio Machado, Lorca, Aleixandre, Pedro Salinas, Luis Cernuda, Miguel Hernández, Juan Ramón Jiménez, Francisco Brines, Manuel Díaz Martínez, Pedro García Cabrera, Manuel y Eugenio Padorno, Wislawa Szymborska, Manuel González Sosa, Pino Ojeda, Alicia Llarena. 


Al ejercer una profesión que no tiene relación con la poesía, qué significa, qué lugar ocupa el quehacer poético en tu vida.

La poesía para mí es mi modo de ser y de estar en el mundo. Lo ha sido desde que tengo uso de razón, con independencia de aquello a lo que me dedique desde un punto de vista profesional. A través de ella converso conmigo mismo, con cuanto me rodea y con los demás. Por medio del verso traduzco al ser humano que soy, y al hacerlo creo estar hablando de cualquier semejante, puesto que en cualquier tiempo y lugar ciertas emociones y sentimientos, con más o menos intensidad, son compartidas.


Como poeta, cuál sería el principal inconveniente para escribir poesía hoy en día.

Considero que no existen inconvenientes para escribir poesía más allá de la ausencia física de un lápiz o un bolígrafo y un papel. Su creación sólo exige honestidad, humildad, intuición, sensibilidad y conocimiento. Si unos versos tienen que salir, saldrán. Contra viento y marea. Por otra parte, la poesía no puede ni debe someterse al imperativo de la producción con el fin de alumbrar textos publicables. Uno debe escribir porque no le queda más remedio, porque si no lo hace se siente mutilado, pero nunca con el exclusivo fin de ver un libro suyo en las librerías. A la poesía hay que respetarla, y eso se hace desde la honestidad creadora.

David Pulido Suárez
Editorial Cuadernos del Laberinto

                                                     

 

 Espumas Transitorias

A veces, sin que sepas, yo regreso

al pie de la ventana de tu casa

y observo tu silueta mientras pasa

detrás de la cortina de mis huesos.


Entonces en la sangre noto el peso

ausente de un recuerdo que me abrasa

y deja consumiéndose la masa

oscura de este cuerpo que va preso.


Ardiendo, el paso vuelvo hacia la sombra

llevándome conmigo la ceniza

que aviento sobre el mar de la memoria.


Un mar que se estremece si te nombra

llamándote en el eco de una brisa

que besa las espumas transitorias.





jueves, 1 de febrero de 2024

Visitamos los Jardines de Vista Alegre y la Biblioteca Luis Rosales en Carabanchel en el cierre del curso que imparto Narradoras españolas contemporáneas - UP Miguel Delibes, Alcobendas

 



El pasado lunes, 29 de enero, cerramos nuestro curso "Narradoras españolas contemporáneas" con una doble visita, a un jardín histórico y a una biblioteca.

En cada curso de literatura que imparto en la UP Miguel Delibes de Alcobendas, propongo una salida mensual o nos visita un conferenciante relacionados con el contenido que estemos abordando.

Este cuatrimestre, nos ha visitado la psiquiatra Ana Isabel Sanz con motivo de esa crónica sobre la depresión que es Fármaco de Almudena Sánchez y también, Alicia Arés de la Editorial Cuadernos del Laberinto, para hablarnos sobre la labor de una editora. Estos encuentros son en abierto en la sala acristalada El Cubo, no tienen lugar en nuestro aula que se quedaría pequeña. Aquí también vino a compartir una tarde, Marisa Mediavilla, fundadora de la Biblioteca de Mujeres.

Una de las salidas que siempre organizo en cada curso es conocer alguna de las maravillosas bibliotecas públicas madrileñas o de alguna institución. Así hemos visitado la de la Fundación Juan March o la del de Instituto coreano de Cultura, entre otras. 

Este curso, y dada la cercanía a los Jardines de Vista Alegre, en Carabanchel, visitamos la biblioteca Luis Rosales, luminosa, con un gran espacio dedicado a los cómic para atraer al público adolescente y un jardín que en verano se llena de plantas y en donde los lectores pueden disfrutar de un libro bajo la sombra de sus dos grandes árboles. 

La sección en otros idiomas, las exposiciones temáticas que sorprenden al usuario en las salas y su horario muy amplio completan el gran servicio de esta biblioteca.  

La biblioteca Luis Rosales es también un espectacular mirador sobre Madrid, "vienen a veces, sólo a hacer fotos", nos explicó Marisa, la bibliotecaria que tan amablemente nos atendió.

Por último, y en una de las zonas acristaladas, se le ha dedicado un espacio a la poeta Carmen Jodra que fue bibliotecaria aquí. 




¿Cómo pude dudar? ¿Cómo he podido

vivir sin vida todos estos años?

Por evitarme daños, tuve daños,

y huyendo penas, penas me han venido.

                                                            Carmen Jodra Davó (Madrid, 1980-2019)


En la Universidad Popular Miguel Delibes y destinado a adultos, he impartido hasta ahora varios cursos de literatura: Benito Pérez Galdós, Miguel Delibes, la literatura de la Guerra Civil española, Crónica periodística, Premios Nobel de literatura, el ciclo Una novela, una ciudadUna mujer, una obra, Escritores en el centro del margen, Narradoras españolas contemporáneas, etc. Todos ellos muy bien recibidos y siempre completos.

Puedes leer sobre algunas de las clases impartidas con anterioridad en el ciclo: Una novela, Una ciudad; en estos link:


                  Calles que quedan fuera de la historia - La Barcelona de Javier Pérez Andújar

                  El Aranjuez de José Luis Sampedro

 

Más información - UP Miguel Delibes, Av. de la Magia, 4, 28100 Alcobendas, Madrid
                                Teléfono: 916 62 60 62



Club de Lectura Biblioteca Municipal Soto del Real - Nueva Temporada 2024 - Coordinadora, Maribel Orgaz

Maribel Orgaz - info@leerenmadrid.com

Me incorporé como coordinadora al segundo grupo Club de Lectura de la biblioteca municipal Pedro de Lorenzo de Soto del Real (Madrid) en 2018. - Teléfono. 918 48 01 14

Si tienes interés, he publicado, Cómo organizar un club de lectura.



                Nueva Temporada 2024 

Las fechas de nuestras reuniones son los últimos miércoles de cada mes a las 18.30h. 
Club de Lectura Biblioteca Municipal "Pedro de Lorenzo" de Soto del Real (Madrid)  
                        
                       Infórmate. Tel. 918 48 01 14


31 de enero. El año del desierto de Pedro Mairal. Un poema de Karmelo Iribarren


En el comienzo de la temporada 2024 del club de lectura de la biblioteca municipal de Soto del Real (Madrid), leemos una novela distópica del escritor argentino Pedro Mairal, El año del desierto.

En nuestra reunión no todos hemos terminado la novela por diferentes motivos, decayó nuestro interés después de unas cuantas páginas, se hizo demasiado densa o simplemente por no haber tenido tiempo suficiente.

Para comenzar, nos preguntamos si la voz de la protagonista, una joven de veinte años, María Neyla, está bien lograda por el autor y en qué situaciones de la novela sería más difícil sacar adelante un personaje femenino.

Intercambiamos opiniones sobre la naturaleza de la Intemperie, el fenómeno que provoca una involución de la ciudad de Buenos Aires y a través de qué situaciones Mairal lo muestra en la novela: en el deterioro de las oficinas en las que trabaja María, en el caos en las calles, en los enfrentamientos entre los ciudadanos, en los diferentes trabajos que se ve obligada a desempeñar hasta ser secuestrada y finalmente, convivir con indígenas.

Leemos en voz alta algunos párrafos para comentar si la novela puede ser leída, como se ha planteado, también como una metáfora, como una crítica al neoliberalismo que erosiona y destruye las sociedades al someterlas al único objetivo de lograr beneficios económicos. 

Comentamos que una primera edición de esta novela era anotada y cuáles son los inconvenientes para una editorial al publicar textos con notas al pie o glosarios pero por otra parte, qué es lo que el lector no capta del texto al carecer de esta ayuda si no conoce bien la historia de Argentina en los últimos años. Cuánta información se pierde para quienes no reconocemos muchos de los guiños que Mairal hace a lo largo del texto sobre datos históricos e incluso el significado de vocablos propios, para ellos leemos algunos ejemplos en voz alta.

Cerramos nuestro encuentro preguntándonos por qué se escriben ahora tantas novelas distópicas y los posibles motivos de la casi desaparición de las propuestas utópicas. 

Para finalizar, leemos un poema de Karmelo Iribarren.






   Las ciudades

            Karmelo C. Iribarren

Me gustan las ciudades, sus plazas,

sus calles, sus esquinas,

sentarme en la terraza de un bar

con un café delante

y dejar que pase el tiempo,

sin hacer nada, sin prisa,

observando esto y aquello,

y luego ir a alguna librería y revolver

un poco en los estantes,

y si hay río cruzar el puente

y repetir la misma operación al otro lado.

Me gusta estar solo entre la gente,

no ser nadie, no tener que ir a ningún sitio

pero poder ir a todos.

Me gusta la primera vez que me asomo

al espejo del baño del hotel,

ese momento de suspense,

recién llegado, cuando

no sabes si va a aparecer tu rostro

o el del último huésped, atrapado aún

en la memoria del azogue.

Me gustan los parques y los ríos

urbanos, pasear por ellos, a su lado,

especialmente en otoño.

Me gustan las ciudades, sí: andar,

mirar, vivir, enamorarme

de esa mujer del vestido rojo…




 


sábado, 20 de enero de 2024

Un pensador a contracorriente - Utopía para realistas, Rutger Bregman - por Virginia Baudino, socióloga

 


El historiador holandés, Rutger Bregman, es un pensador a contracorriente, embarcado en demostrar, a través de rigurosas investigaciones, que nuestra imaginación sobre el futuro está atrapada en distopías tenebrosas. Es necesario, según él, retomar nuestra capacidad para proyectar utopías, confiar en las personas y ser audaces. Abandonar el pesimismo antropológico. 

Bregman ha publicado tres libros, Utopía para realistas (2016), y Dignos de ser humanos, (2019), el tercero, La humanidad: una historia de esperanza  (2021), aún no tiene edición en español.  

En esta entrevista, Virginia Baudino, socióloga, destaca los motivos por los que la lectura de Rutger Bregman, y sus rigurosas investigaciones, son necesarias en estos tiempos de pesimismo. 


¿Cuál es la singularidad de Rutger Bregman ?

En primer lugar, y no es un dato que se suela tener en cuenta, destacaría su enorme capacidad de trabajo y aún está en la treintena. Bregman tiene 35 años y los autores que he abordado hasta ahora se mueven entre los cincuenta y los setenta: Mark Fisher tenía 49 años cuando murió, Naomi Klein tiene 53, Byung Chul Han acaba de cumplir 65 años y Didier Eribon, 73 años.

Su diagnóstico de nuestra situación está en la misma línea de estos autores pero sus conclusiones son radicalmente diferentes, es un optimista que desborda confianza respecto a la capacidad del ser humano para transformar y mejorar el estado de cosas.


¿Cuáles son las líneas de su trabajo?

Para empezar y según Bregman es una constatación histórica que en el pasado todo era peor para el ser humano. Hemos vivido durante siglos en la pobreza, la falta de higiene, la ignorancia y la superstición. 

En apenas doscientos años, esta situación ha cambiado, estamos bien alimentados, gozamos de una buena salud, somos más inteligentes. El dato que aporta Bregman es que en el siglo XIX, el 94% de la población mundial era pobre y en actualidad, sigue habiendo desigualdad, pero la pobreza está ya por debajo del 10% de la población.  

Su segunda argumentación es que, pese a estas cifras incuestionables, preferimos engañarnos a nosotros mismos. La mayoría de las personas, según revelan multitud de  encuestas, creen que el futuro será peor y que el presente es malo. 

Esta es la hipótesis que va a desmontar en Utopía para realistas. Un libro, como todo lo que publica, escrito para ser leído por el gran público, no dirigido a especialistas y que recomiendo encarecidamente.


·    ¿En qué consiste la Utopía de Bregman?

Apoyándose en otros investigadores como el psicólogo León Festinger y su teoría de la disonancia cognitiva: cuando la realidad choca con nuestras creencias más profundas, rechazamos corregir nuestra visión del mundo; Bregman apoya, por ejemplo, la instauración de una  Renta Básica Universal.

Este mecanismo mental que prefiere negar la realidad antes que admitirla, le lleva a desplegar una inmensa cantidad de datos acerca de los buenos resultados de los proyecto piloto sobre Renta Básica que se han desarrollado desde Canadá a Europa con una asignación sin contraprestaciones. 

Sus estudios confirman lo que ya sabíamos, que las personas no necesitan orientación sobre cómo emplear este recurso y que el impacto positivo no sólo es individual, se amplia a lo social. En primer lugar, toda la burocracia implicada en decidir cada contraprestación, recurso y asignación a colectivos o a problemas concretos o a necesidades crónicas desaparece. 

Por desgracia, y a pesar de su éxito, estas pruebas piloto, por así decir, como la que se llevó a cabo en Dauphin (Canadá) que fue conocida como la ciudad sin pobreza, fueron canceladas y olvidadas.   

Bregman, y sobre esta misma idea de disonancia cognitiva, argumenta acerca de las ventajas de un mundo abierto para las personas que sustituya a la idea dominante que tenemos sobre la inmigración. 

Abrir las fronteras a la migración libre haría al mundo más rico y propone un incremento de un 3% más de inmigrantes en todos los países. Esto incrementaría la riqueza en 350.000 millones de dólares que es la suma total de toda la ayuda al desarrollo mundial multiplicada por tres, y los datos, hay que destacar, son del Banco Mundial. 




·   ¿Un cambio en la visión de nosotros mismos? 

Otro aspecto a destacar es que Bregman confía en el ser humano y cree que ya es hora de eliminar de nuestra memoria colectiva que somos egoístas, agresivos y perversos. 

De nuevo, apoyándose en una ingente masa de datos, demuestra que esta creencia es tan sólo eso, una ficción, y que el sesgo está en los investigadores que han destacado lo negativo en todas las situaciones, en lugar de resaltar nuestro comportamiento generoso y altruista en los momentos de dificultad. 

Es lo que Frans de Wool denominó, la teoría de la capa de barniz que es la idea de que la civilización no es más que una capa de barniz sobre nuestros instintos primarios y una catástrofe, la quiebra de nuestra vida diaria, saca lo peor de nosotros mismos. 

Para Bregman la imagen negativa del ser humano es un nocebo, y persiste incluso cuando los investigadores presentan sólidas argumentaciones basadas en múltiples datos acerca de nuestra generosidad, nuestra solidaridad y nuestro altruismo. 

Bregman señala que son las autoridades, nuestros políticos y responsables públicos, quienes se dejan arrastrar por el pánico y sus propios intereses. Y aquí está bien recordar a Rebeca Solnit que también escribe acerca de si no son las élites y su egoísmo las que  trasladan esta visión a las personas, a la gente. Para los ricos, la prioridad es su riqueza y ellos mismos y este comportamiento creen que es igual en todas las situaciones, en todas las personas.


Esta idea negativa sobre los seres humanos cuándo se ha instalado en el imaginario colectivo.

Con el auge de las noticias, dice Bregman. Los medios de comunicación instauran una percepción errónea de la realidad, crean ansiedad, angustia, depresión, desprecio hacia los otros, hostilidad y son perjudiciales para la salud física y para la salud mental. Y generan adicción. 

La era digital y las redes sociales han amplificado esta angustia porque se han desarrollado para estar más presentes en nuestras vidas y ser omnipresentes. 

Bregman propone que redes sociales y medios de masas luchan  contra lo cotidiano. Tu vida, mi vida, la del vecino, la de mis amigos, todas nuestras vidas son aburridas. Nuestra vida cotidiana es aburrida. Y eso no vende y la prioridad de un medio de comunicación y de una red social es vender. 

Si somos aburridos y nuestro comportamiento es correcto, no necesitamos reglas, control ni domesticación desde arriba. Por lo tanto, no necesitamos líderes. Una imagen esperanzadora del ser humano y esto es subversivo y una amenaza.


Por dónde empezar.

Bregman nos pide que apaguemos la televisión, que hablemos con otras personas cara a cara y que nos organicemos. Si queremos cambiar el mundo, nos dice, debemos ser poco realistas y lanzar la idea de la decencia humana, de soñar lo imposible.

Hasta no hace muchos años, el voto de las mujeres era una utopía, la democracia era una utopía, la abolición de la esclavitud era una utopía, el estado de bienestar era una utopía.

Comenzaron como ideas peligrosas y utópicas, hasta que se hicieron realidad. En los últimos años, la idea de la Renta Universal Básica se ha instalado en diferentes lugares como Finlandia, Canadá, Suiza, Kenia, los Países Bajos e incluso, Silicon Valley.

Algunas cosas empiezan a gestarse, aunque aún se consideran ahora mismo irrealizables... hasta que se hagan realidad. Son las ideas del futuro pero para ello hay que salir de las redes sociales y apagar la televisión.



Sigue leyendo la serie de entrevistas a Virginia Baudino, socióloga.


La meritocracia es una trampa - Regreso a Reims, Didier Eribon 

Una sociedad profundamente cansada - Byung-Chul Han, La sociedad del cansancio.  

Las enfermedades mentales son también una consecuencia de este capitalismo - Realismo Capitalista de Mark Fisher.

Para emanciparse hay que ser intolerante, crítico y aprovechar los momentos de oportunidad - Slajov Zizek. 





sábado, 13 de enero de 2024

La salud mental y la lectura - Ana Isabel Sanz, psiquiatra y escritora - UP Miguel Delibes, Alcobendas (Madrid)

 



El pasado 22 de enero, en la sala El Cubo de la UP Miguel Delibes (Alcobendas, Madrid) en el marco del curso que imparto Narradoras españolas contemporáneas, y con motivo de Fármaco de Almudena Sánchez, una crónica sobre la depresión, estuvo con nosotros la psiquiatra y escritora Ana Isabel Sanz.

Directora del Instituto Ipsias, la doctora Sanz es autora de varios libros de divulgación: Las drogas, El alcoholismo, Los Ejes Transversales, aprendizajes para la vida; Resiliencia y acoso escolar y el más reciente, Las heridas emocionales de la COVID-19. 

Durante su presentación, la doctora Sanz habló de la importancia de la lectura, y también de la escritura, en el proceso de mejora de la salud mental. Hubo referencias concretas a los beneficios de la lectura de poesía y también a cómo en el caso de la escribir, la racionalización de nuestros pensamiento y el llevarlos al papel son formas de liberarnos de ellos.


Al finalizar, la directora del Instituto Ipsias, firmó ejemplares de su último libro,
El malestar emocional infanto-juvenil tras la pandemia, editado por la ACCI. "Son la familia y la escuela los sillares de buena parte de nuestra salud mental posterior", afirmó.