martes, 25 de junio de 2024

La pasión te trae a las personas con las que conseguirás volar alto - La estrella roja. M.J.Ruiz, poeta y novelista - Editorial, El Sabor de lo Prohibido

 


M.J.Ruiz presenta estos días La Estrella Roja (Editorial El Sabor de lo Prohibido) que forma parte de una trilogía comenzada con Mi otro yo simulado. En esta novela, la protagonista, una joven chilena de origen humilde y gran belleza y carisma recorre Chile, México y España para lograr su sueño, ser cantante. Norma es valiente y al igual que la autora, "rompe con todo para liberar su alma".

M.J. Ruiz es autora de los poemarios, Autobiografía en verso, Matar a Cupido y de Cántame la verdad, su obra más autobiográfica; pertenece a la Asociación de Mujeres Escritoras e Ilustradoras (AMEIS) y ha participado en numerosos proyectos musicales. Entre otros y como compositora letrista ha colaborado en la creación de temas como Cántame al oído junto a Emilio Facal, ¡Qué tiemble el universo! en colaboración con Beatriz Martín, La Estrella Roja, interpretado por Yamila Terry, y Hay corazones junto a Carlos Burré. Escribe poesía siempre y su prosa "muy temprano, en silencio, tras echar un vistazo a la ciudad desde la ventana", explicaba en esta entrevista. 


Escribir es un trabajo arduo, qué ha sido lo más difícil en esta novela.

En esta novela lo complejo ha sido reflejar las luces y sombras de las historias de los protagonistas. Pero sobre todo, transmitir la idea de libertad sin etiquetas. Norma es una mujer libre y ha luchado mucho para alcanzar esa libertad. Es libre de pensamiento, de sentimiento y de acción. 

He querido reflejar la libertad de elección en cada uno de los personajes masculinos y las mujeres que son trascendentales en la historia personal de Norma. Elección, equivocación o acierto, sin etiquetas, sino con su verdad hacia delante y luchando por una causa común.  Amar nos hace libres, pero jamás nos condiciona. O esa es la idea. 


La protagonista es una mujer de gran belleza, ¿esta cualidad sigue siendo un valor incuestionable?

La belleza es una cualidad que puede esclavizar. He querido criticar cómo, en ciertas sociedades e industrias, ser guapa puede ser tanto un beneficio como una condena. Sin embargo, Norma es hermosa por muchas más razones que su apariencia física; es una mujer sensual y arrebatadora, que cautiva con su voz. Incluso sin mirarla, sentirías su magnetismo. Hay muchas personas que impactan por lo que son; la verdadera belleza reside en el alma. 


En la dedicación al Arte como una nueva oportunidad en la vida, como una vocación de la protagonista de La Estrella Roja, Norma, ¿cuánto hay de experiencia propia?

Escribo por amor, por amor a mí misma. Es una vocación temprana y una entrega apasionada. No sería yo si no lo hiciese, ya que es mi manera de interactuar con la vida. Estuve un tiempo alejada de mi parte creativa y, al regresar, descubrí que llevaba años sin ser yo. Además, creo en la arteterapia, y la he usado conmigo misma; es la mejor forma de mejorar el bienestar emocional.



Qué comentarios estás recibiendo de los lectores y cuál de ellos te ha sorprendido.

He conseguido transmitirle la pasión de Norma, que entiendan que los límites se los pone solo ella. Una señora mayor me demostró su respeto ante uno de los capítulos más atrevidos de la novela. A pesar de haber sido educada en una cultura mucho más opresiva, su tolerancia y sus palabras me hicieron comprender que con obras como esta podemos aportar nuestro granito de arena.


La promoción de la obra es parte fundamental del trabajo de un escritor hoy en día, en lugar de las editoriales como se hacía tradicionalmente, ¿en tu caso qué sugerirías o recomendarías?

Sinceramente, una escritora debe escribir, pero puede combinar esto con sus obligaciones diarias. En mi caso, a las 6 de la mañana ya estoy sentada frente al ordenador. Sin embargo, confieso que desde que tengo un equipo de trabajo, puedo centrarme en escribir casi al 100%. Es fundamental contar con un equipo preparado que te ayude en el camino de la proyección de la obra. Las redes sociales son esenciales para compartir las impresiones de los lectores, así como tus propias impresiones y las novedades de lo que vas creando. Hoy en día, son el currículum de una artista. Además, nos permiten interactuar y colaborar con otros artistas y tener mayor alcance. Almudena y Mamen son luz para mí; son mujeres profesionales que te impulsan con la energía y la pasión que desprenden. Al final, como veis, la pasión te trae a las personas que te ayudarán a conseguir las alas que te harán volar alto. 




lunes, 10 de junio de 2024

11 junio, Feria del Libro de Madrid - Maribel Orgaz

 


Nada más llegar a la Caseta de la Editorial Sargantana para firmar Mujeres en la Historia de Madrid que ya va por su segunda edición, me estaba esperando con un gran ramo de flores Martina, la hija de mi querida amiga Virginia Baudino. 

Este año compartí caseta con el escritor Rubén Espinosa al que ya conocí en la Feria del Libro de Fuenlabrada. 

Además, en esta edición de la Feria del Libro de Madrid en el precioso paarque del Retiro, he podido conocer a Víctor Alós de Unrated Comics  que se ocupaba de atender a los lectores de Sargantana.

La caseta era la número 310 pero antes me pasé por la 201, para darle un abrazo a la editora Alicia Arés que hizo una edición preciosa de Flores. El esplendor de la Tierra en Cuadernos del Laberinto.









sábado, 8 de junio de 2024

Un viaje interior, una nueva visión del estado de coma - En busca del alma perdida. Inmaculada Fernández-Baíllo - Editorial con M de mujer

 


El pasado 5 de junio, en el Centro Cultural de Soto del Real (Madrid) Inmaculada Fernández-Baíllo presentó su libro, En busca del alma perdida. Inmaculada me pidió que le acompañara en la mesa de presentación y abrieron la tarde, Juan Sobrino, bibliotecario y Walter Hermann, presidente de la Asociación Chozas de la Sierra.

La sala abarrotada escuchó el testimonio, porque eso es este libro, una vivencia fascinante acerca de lo que a veces las circunstancias inesperadas nos ponen delante y que aceptamos sin saber muy bien a dónde nos llevarán.

En el caso de Inmaculada, a considerar que el estado de coma está siendo abordado de una manera diferente por el enfoque coma work que los especialistas, Amy y Arnold Mindell han planteado con resultados sorprendentes. Más allá del enfoque médico estricto hay otra propuesta sobre cómo abordarlo. 

Y lo que, como Inma explicó, comenzó por echar una mano a una amiga que le pidió visitar a una joven en coma, se convirtió en un antes y un después en su vida.

"El enfoque de los Mindell", detallaba Inmaculada que es ingeniera de profesión y escribió este libro a modo de transcripción de un diario-blog que escribió durante más de un año, "es que el estado de coma es un viaje interior de la persona y hay que entrar ahí, comunicarse con ella y abandonar la idea de sacarla, de que todo lo que se ha de hacer consiste en despertarla. Un gran conflicto, la familia que rodea a esa persona, hay otros factores que influyen en ese estado vegetativo", explicaba.

En el libro, En busca del alma perdida, se detallan los diferentes progresos de la paciente y también un extracto sobre el trabajo de los Mindell para quien quiera profundizar en él.


Inmaculada estará firmando el próximo jueves, 13 de junio a las 18.30h. en la Caseta 97 de la Feria del Libro de Madrid.

Puedes consultar el  blog original aquí  







sábado, 1 de junio de 2024

Los poetas se enfrentan a la crítica de la propia familia que al leerles descubren que no son como ellos creían - Celeste Lamas, poeta.

Celeste Lamas con José Manuel Contreras

Celeste Lamas es terapeuta y poetisa. Miembro de la Unión Nacional de Escritores de España, colabora actualmente en Radio Morata todos los miércoles y en el programa de Mónica Puzzo (Argentina). Autora de varios poemarios, Un Canto a la búsqueda  del amor y de uno mismo (Entrelíneas, 2007) que ha agotado sus tres ediciones, Canción de Cuna a una Vida, cuya tercera edición vio la luz en 2019 (Mandala Ediciones); Aires de Libertad y Antes y después de la pandemia (2022). Ha publicado poemas en las antologías, Letras compartidas, Letras con Arte, Rascamam y Versos en Primavera. Su intensa labor cultural incluye colaboraciones en revistas, Sendero 8, Espacio Humano y Maldita Musa de ASEAPO. En reconocimiento a su dedicación poética, entre otros galardones, obtuvo en marzo del 2022, el Premio Mujer excepcional en Arte y Cultura, del Ayuntamiento de Móstoles (Concejalía de Cultura e Igualdad). Colaboradora habitual de los encuentros de escritores del Ayuntamiento de Alcorcón, este mes ha ganado el slam de poesía de Móstoles, "fue una auténtica sorpresa porque competía con muy buenos poetas".  Puedes leer otra entrevista anterior a Celeste aquí.  En la fotografía, Celeste Lamas con José Manuel Contreras director del programa literario Madrid sur, Contreras también fue el autor del prólogo del poemario, Aires de Libertad. 


En todos los años de quehacer poético, cómo describirías tu evolución como poetisa. 

Tal vez la evolución de mi persona, como ser humano, más comprensión con mis semejantes, incluso con la vida y todo lo que a ella le rodea. Me gusta a través de mis poesías homenajear a las personas mayores, creo que no  valoramos su sabiduría  cuando las vemos con su traje de vejez, una sabiduría adquirida a través de miles de experiencias, a personas con Alzheimer, amigos, familiares, que realmente son la vida misma. Más soltura con la palabra. Realmente la poesía esta en todos y en todo. Más despertar de conciencia. He recibido números premios desde aquel primer libro donde a partir de entonces mi vida va escrita en  poesía.

Mis poemas siempre llevan un mensaje positivo con un toque de espiritualidad.


Si un lector no conoce tu obra, que libro sería el mejor para empezar a conocer tu poesía.

Tal vez por el primer libro, aunque empiecen por donde empiecen, y a pesar que todos mis libros están basados en mis propias vivencias en mi vida, todos llevan un mensaje una reflexión a nuestro interior, nada pasa por casualidad, están vivencias me están haciendo crecer como ser humano. Empiecen por el libro que empiecen, seguro que algo les toca el corazón. Si no, no merecería la pena como decía Franz Kafka en su libro Cartas al Padre.


La poesía recitada y la poesía leída en silencio. Cuál es tu opinión, las ventajas de una y otra forma de disfrutarla.

Yo creo sea recitada o leída, si la sientes si te llega muy adentro, si la letra y la voz te conmueve, si esa poesía te hace reflexionar, sentir, da igual la forma.

Algunos lectores míos, me dicen que mis libros los tienen en la cabecera, que les ayudan mucho en algunas ocasiones.


¿Cuál es la principal dificultad hoy en día para escribir poesía?

Para mí la mayor dificultad, es el miedo a la crítica, especialmente a la familia, pues cuando nos leen se dan cuenta que tal vez no nos conocían como ellos pensaban que éramos. No escribir con el corazón por ese miedo. Sin embargo un poeta tiene que ser muy fiel a sí mismo a sus sentimientos, sin tapujos, si quiere llegar al corazón del lector, hacerse uno, escritor y lector es algo maravilloso.

Algunos grandes escritores de hoy en día no entienden de la sencillez de la palabra y de ahí las críticas a los que preferimos despertar conciencias con la sencillez de la lectura poética, a escribir conceptos complicados, hay personas que cogen un libro de poemas para relajarse y disfrutar, pero si se encuentran con palabras incomprensibles, y tiene que coger un diccionario para entender lo que dice el verso, pues cierran el libro y ahí se escapó la magia de la poesía  y el relax que buscaban.

Un poema tiene que despertar, sentir, llorar, reír, disfrutar.




Que autores contemporáneos de poesía son significativos para ti

Aunque me suelo inspirar más en la propia vida y lecturas de Metafísica, Hay poetas que son grandes que llegan al corazón que no te cansas de escuchar. Por ejemplo Antonio Mata recientemente fallecido.Enrique Gracia Trinidad, Alberto Morate o Mariana Feride.Mariana Feride. Una poeta maravillosa, que aún no ha publicado ningún libro, pero hay que quitarse el sombreo ante ella es Susana Fraile, es magnifica. 


   Dedicado con mucho cariño a mi gran amiga de siempre. Victoria.

                           Ausente de tus recuerdos
                                            
                                 Se perciben voces en el viento
                                 Susurros lejanos traen luz a mis
                                 Recuerdos.
                                            Recuerdos inciertos.
                                 Ramilletes de flores y sombras
                                 Alimentan mi mente.
                                             Y me contento.
                                 ¿Se llaman flores?  ¿Son sombras?
                                            No lo recuerdo.
                                  Sé que las toco, las huelo y me 
                                  Embriaga un lejano sentimiento.
                                  Manos amigas, acarician mi
                                  Rostro.
                                  No sé quiénes son pero lo          
                                  Agradezco.
                                  Besan mis manos con ternura me
                                  Hablan, me cuidan.
                                             Ese calor si recuerdo.
                                  Apartan el vacío en el que me      
                                  Sumerjo.
                                               Y me contento.
                                  Me dan fuerza para esta nueva vida
                                  Que estoy viviendo.
                                                ¡Estoy viva!
                                  Eso sí que es cierto.
                                  Porque los sentimientos que se graban
                                  En el Alma.
                                  Jamás, jamás  los podrá  borrar
                                  El tiempo.





lunes, 27 de mayo de 2024

1 junio, sábado - Encuentro Clubes de Lectura - Biblioteca Antonio Mingote, Madrid

 


El pasado 1 de junio, tuvo lugar un Encuentro de Clubes de Lectura, de tribus lectoras en la Biblioteca Antonio Mingote. El coordinador y organizador es Juan Sobrino de la  Biblioteca Pedro de Lorenzo de Soto del Real (Madrid).

Por mi parte, moderé la mesa en la que participaron la traductora Isabel Gallarza, el editor de Nórdica, Diego Moreno y otros agentes del libro.

La jornada, abierta al público, finalizó con el encuentro de Marta Sanz y los lectores, a propósito de la novela Farándula.





Biblioteca Pública Antonio Mingote
C. Rafael Finat, 51, Latina, Madrid - 91 5093625




martes, 21 de mayo de 2024

Hay que construir otra belleza - Alessandro Baricco - Los bárbaros, The game y Homero, Iliada.

 



Maribel Orgaz - @leerenmadrid
En 2006, el escritor italiano Alessandro Baricco publicó Los bárbaros y 12 años después, The game. "En realidad", explicó en una entrevista, "se tendría que haber titulado Los bárbaros 2 porque es una continuación".

Aunque entre ambos se haya producido un cambio en la sociedad que los ha recibido, "porque ahora, la mayoría de la gente admite que vive una revolución necesaria e irreversible".

Esta gran revolución es el mundo digital, es Internet "la primera revolución que no nace en Europa y es contra ella". Un cambio de paradigma, una mutación que viene a salvarnos de nuestra cultura, de nuestro conservadurismo "protegidos por las cosas que hay que salvar, reposando, depositando huevos y esperando al límite para salir de la guarida". 

La celebración de Baricco, al que se le etiquetó como un ingenuo tecnoentusiasta, se basa en que, todo lo que un europeo celebra, atesora y conserva ya sean ruinas o canon literarios avalados por "sacerdotes culturales", desconfiando y temiendo el futuro, condujo a las carnicerías de dos guerras mundiales.

Baricco no es un ensayista, es una mente narrativa que da cuenta de este nuevo mundo digital en el que apenas somos "conquistadores de una tierra de la que no tenemos mapas". Sus ensayos relatan de qué ha venido a liberarnos el mundo digital.

Internet no es producto de haber fabricado chips, móviles o portátiles, hemos creado toda esta tecnología como consecuencia de haber sufrido un seísmo interior. 

Un grupo de ingenieros, gente formada para resolver problemas y no para elaborar filosofías, migró al mundo digital "que es efecto y no causa, fugándose, escapándose de un siglo que ha sido uno de los más horribles en la historia de la humanidad". 

Esto ocurría en Occidente, una civilización aparentemente sublime, cuyas catástrofes fueron producto de sus principios, de su racionalidad, de su modo de estar en el mundo, "no fueron un imprevisto". 

Pero entonces, en esta huida, intentando dejar atrás todo, ¿qué podía salvarse? "Veníamos de un sistema granítico de principios y valores y la élite que lo custodiaba". Y esos ingenieros californianos inventaron un plan de fuga, "fue una insurrección, sabían de qué huir, burlándose de los grandes palacios del saber y los sacerdotes".

El mundo digital es una  nueva civilización que abandona la sacralización del pensamiento profundo porque "ahora unimos puntos y pensamos rápido", del saber erudito que a menudo sólo encubría penuria de pensamiento, de la inmovilización en fronteras: baja y alta cultura, límites territoriales, formas rígidas de relacionarnos en conceptos como familia o raza.

Internet significa un lugar en el que opinar y expresarse, una prerrogativa que ya no es solo de un grupo privilegiado que consideraba esta capacidad un derecho inherente a su posición social. "Antes, cada uno de nosotros podía hablar a través de nuestra religión o nuestro partido político, nuestro sindicato o nación. Ahora, podemos hacerlo individualmente".

Al elaborar un mundo digital, queríamos saltarnos al mediador, dejar fuera a las viejas élites, "si echas a la agencia de viajes, ¿por qué no al médico? El pasado quedó estigmatizado como una técnica mental incapaz de resolver problemas y poner en movimiento la experiencia. En comparación, la realidad verdadera, el primer mundo, era un lugar lento, complicado, lleno de fricciones y sostenido por un orden obtuso". 

"El mundo tiene ahora un segundo sistema sanguíneo, dos corazones bombeando, influyendo uno en otro. La realidad se compone de dos y vivimos en los dos. Somos una humanidad aumentada".

El smartphone es una extensión de uno mismo, no "un mediador". Inventamos la multitarea porque queríamos salir del atasco de una sola, "inventamos el teléfono móvil porque quisimos escapar de una prisión, responder a una pregunta o acallar un miedo".

En 2004, Alessandro Baricco publicó Homero, Iliada una reescritura del poema épico de la Iliada. Una tercera parte a sus ensayos sobre el mundo digital.

Si el mundo digital fue creado para huir de las raíces de una civilización que habían dado lugar a dos grandes matanzas a escala industrial, Homero, Iliada es una reinterpretación del corazón del problema, "la guerra como suprema experiencia de belleza para un hombre, terrible pero llena de intensidad". 

Si no queremos más guerras hay que hacer algo, "tiene que haber otros momentos en la vida de un hombre en los que encontrar belleza e intensidad".

La Iliada, un poema dedicado a glorificar el combate, en el que sólo una muerte espectacular en la batalla asegura a un hombre la inmortalidad, es la raíz de los desastres del siglo XX, de nuestra cultura occidental, "provenimos de ahí", afirma Baricco. Es necesario construir otro sentido de ser hombre, porque la memoria de la guerra por muy espantosa que sea no nos ha parado". 

Esta última revolución, de The game ha llevado a cabo una redistribución de riqueza y poder. "Lo único que podía cambiar el orden establecido, que hacía cambiar de manos la riqueza era la guerra y a pesar de que la Revolución Francesa nos demostró, nos hizo pensar que podíamos cambiar el mundo a voluntad, en unas palabras que sonaban proféticas, se lamentaba en una conferencia: "somos esclavos de una repetición". 



The game forma parte del curso que imparto hasta el mes de junio, Libros visionarios en la UP Miguel Delibes de Alcobendas.

Profetas del desastre, la fascinación por el apocalipsis - Las distopías y 1984 de George Orwell ha sido otra de las clases que he impartido en el marco de este curso

En la Universidad Popular Miguel Delibes y destinado a adultos, he impartido hasta ahora varios cursos de literatura: Benito Pérez Galdós, Miguel Delibes, la literatura de la Guerra Civil española, Crónica periodística, Premios Nobel de literatura, el ciclo Una novela, una ciudadUna mujer, una obra, Escritores en el centro del margen, Narradoras españolas contemporáneas, etc. Todos ellos muy bien recibidos y siempre completos.

Puedes leer sobre algunas de las clases impartidas con anterioridad en el ciclo: Una novela, Una ciudad; en estos link:


                  Calles que quedan fuera de la historia - La Barcelona de Javier Pérez Andújar

                  El Aranjuez de José Luis Sampedro

 

Más información - UP Miguel Delibes, Av. de la Magia, 4, 28

martes, 30 de abril de 2024

La Montaña Mágica me cambió la vida - Luis Montiel, médico y escritor - “Aprender de la enfermedad: En el centenario de La montaña mágica, de Thomas Mann“ - Soto del Real, Madrid

 


"Leí la montaña mágica cuando era muy joven", comenzó Luis Montiel, médico y escritor, especialista en Thomas Mann, "y me cambió la vida aquel ascenso al sanatorio de montaña suizo del joven Hans Castorp, una bajada a los infiernos de la enfermedad y la muerte".

Montiel, ahora médico jubilado, habló hace unos días en la Biblioteca Pedro de Lorenzo de Soto del Real sobre una novela que le fascinó desde su primera lectura y que le afirmó en su decisión de estudiar medicina.

"Hans Castorp, el protagonista, era un joven recién licenciado muy brillante sin conocimiento real de la vida y me identifiqué desde el primer momento con esa necesidad de saber", explicó.

 "Aunque su peripecia vital es por supuesto diferente, porque Castorp se retirará siete años a una montaña para conocer el amor, la enfermedad, la amistad, incluso, el valor del ocio".

"Cuando ese joven alemán que sube de visita a un sanatorio alpino para tuberculosos y se queda siete años allí, da por finalizado su aprendizaje vital, baja para alistarse en la I Guerra Mundial, para ir probablemente a la muerte".

"¿Es ese el mensaje de este libro?", se preguntaba Montiel que organizó el acto intercalando lecturas de fragmentos de la novela por parte del público, "creo que en La montaña mágica, Mann muestra cómo la inmersión en el mundo de la enfermedad puede tener un efecto profundamente educativo en una persona sensible, hasta el punto de llevarla desde una posición falsamente idealista hasta una madurez comprometida con la realidad y con los otros seres humanos".

Luis Montiel que realizó una tesis doctoral sobre Thomas Mann, es ponente habitual sobre el escritor y autor de Alquimia del dolordisponible en abierto aquí.


Al finalizar, el público le pidió que recomendara una traducción de La Montaña Mágica y Montiel se refirió a la de Mario Verdaguer publicada por Plaza y Janés. Sobre la polémica suscitada por la más reciente, la realizada para Edhasa por Isabel García Adánez, Montiel ha publicado este artículo cuestionando su enfoque de modernización del texto. 

"Luis, dinos algo", le solicité, "sobre la proeza de escribir Los Buddenbrook a los veinte años y cuál sería tu recomendación para comenzar a leer a Mann".

"Es la historia de su familia, de su declive, del que se salvan él y su hermano porque se dedican a escribir y no a los negocios", respondió, " y sin duda, la mejor novela para empezar con Mann es Muerte en Venecia". 

Durante su intervención, se incluyeron fotografías del sanatorio de Davos reconvertido en hotel de lujo en la actualidad y de placas radiográficas de tórax que mostraban los métodos brutales con los que la medicina de la época intentaba salvar al paciente; todos ellos descritos en la novela: "la medicina entonces no podía aportar más", explicó Montiel.

"No idealizo el sufrimiento y el dolor, porque médico de formación, aunque sin ejercicio profesional ya, jamás caeré en la apología de la enfermedad, la muerte o el sufrimiento físico o moral. Pero de ahí a negar la posibilidad de una «alquimia del dolor» media un abismo".