domingo, 20 de noviembre de 2016

Mi poesía viene de una infancia de silencio, Chema Rubio



Maribel Orgaz - info@leerenmadrid.com
Chema Rubio poeta y director teatral es uno de los impulsores del grupo de poetas del Círculo de Bellas Artes. ha vivido en diferentes países: Estados Unidos, Argentina y Centroamérica. Sus poemarios, Los Atardeceres de la memoria y De Amor Entre-guerras Devuelto han sido traducidos a seis idiomas. Está inmerso en los preparativos del 75º aniversario de la muerte de Miguel Hernández que se celebrará el próximo año 2017. Foto: Chema Rubio junto al profesor Francisco Esteve, presidente de Amigos de Miguel Hernández (izquierda) - Periódico Laverdad. 

Parece haber un auge de la poesía en tiempos que no parecen precisamente poéticos.

Chema Rubio, poeta - Precisamente porque corren malos tiempos para la lírica, la poesía es más urgente y necesaria que nunca. Los ciudadanos se echan a la calle para protestar y los poetas escriben los poemas que se convertirán en su eslogan. Piensa en “pido la paz y la palabra” de Blas de Otero, por ejemplo. Además, la poesía es el arma más barata y mortífera que existe. Puede acabar con un corazón, y a la vez reanimarlo. Basta con un bolígrafo y una libreta. Y luego con 50 céntimos en un locutorio puedes enviar todo lo escrito para el Facebook, o el Twitter. Y si se tiene el Don y se trabaja la poesía se convertirá en arte. Y solo se necesita voluntad y tiempo, que no cuestan dinero.     

Por otra parte, yo creo que en lo sustancial es muy parecido al siglo pasado. Por ejemplo, el Hay Festival de Segovia nos viene dado por el afán que unos pocos libreros y escritores de una pequeña localidad de Gales han ido haciendo año a año. El Festival Internacional de poesía de Madrid de reciente creación, resulta que se hace a instancias de la editorial Verbum, regentada por dos cubanos, Pío E. Serrano y Luis Rafael Hernández. Con esto trato de decir que hace 50 años era impensable una cosa así en España. Pero Pablo Neruda, Octavio Paz, o Evgueni Evtuchenko, ya llenaban estadios, pero claro eran tiempos de poesía y de política. Hay otro ejemplo más claro. El Festival de Poesía de Medellín debe llevar cerca de 30 años y desde el principio ya se daban cifras de 10.000 espectadores para oír a los poetas, incluso cuando llueve el público aguantaba sentado como si fuera algo sagrado. El hecho de que seamos una aldea global, y a que internet ha revolucionado las comunicaciones, hace que las distintas entidades colaboren entre continentes de forma natural.

Al hilo de su respuesta, en la que cita el "Don", cómo definiría qué es la poesía.

No hay definición posible. Toda definición es una etiqueta, y si partimos de la base de que definirse poeta es bastante presuntuoso, menos podemos definir lo que es la poesía. La poesía es un adjetivo según el inglés John Berger. Por su parte, Charles Bukowski dijo: “veo que he creado muchos poetas, pero no tanta poesía”.  Palabra en el tiempo era para para Antonio Machado, y lo que queda de la poesía lo dijo Vicente Aleixandre. Ritmo la poesía es ritmo me dijo Pepe Hierro, mientras esperábamos un ascensor en la Facultad de Ciencias de la Información, y él hacía ejercicios de respiración. La poesía es ritmo. Igual que se respira se hace un poema. Aunque un poeta muy respetable, que escribió poco, y se le conoce mucho, Jaime Gil de Biedma dijo que lo suyo con la poesía había sido una equivocación, yo creía que quería ser poeta, pero en el fondo lo que quería era ser poema.  


                                        
¿Existe, entonces, una actitud poética ante la vida?

El poeta nace, y luego se hace. En mi casa no había libros. Desde niño compartía el colegio con las labores en el pinar, había jornadas donde mi padre yo no veíamos a nadie en todo el día. Y él y yo tampoco lo hacíamos apenas enfrascados en el trabajo.  Mi abuela era pregonera, y me llevaba a mí, te digo con cuatro años, para que le ayudara porque ella no veía ya. Y era un tímido que quería morirme cada vez que me tocaba hablar. Tengo un hermano, que, por un error médico, la memoria se le ha quedado en los 7 años. De niño escribí un poema y medio. El poema fue el mejor de la clase. El medio no llego a su destino que era una niña. Con 6 años yo ya no quería juguetes quería libros.  Cuando leía poesía en los libros del colegio me quedaba embobado, pero luego en el pueblo no se vendían libros de poemas, así que compraba libros de aventuras. Una vez el amor es correspondido, la escribo poemas a diario como si tuviera fiebre. Pero mi enfermedad también tenía otro problema, la timidez, y con los poemas le decía lo que era imposible que el dijera de frente.  Por lo tanto, mi poesía viene de una infancia de silencio y ciertas dificultades en el habla. Es la forma de sacar el rostro de la belleza, de los ojos que habían pensado quedarse esclavos en la miserable crueldad del mundo. Y si Platón nos oyera nos echaría fuera de su ciudad. 

Si tuviera que recomendar alguna corriente poética o autores.

No creo en las corrientes poéticas, ni si la poesía es de mujeres, ni tampoco que el colectivo escriba con los pies, o si son del Colegio Patafísico. Aunque he de decir que artistas pertenecientes a este colegio francés si me interesan como es el caso de Joan Miró, Boris Vian y Dario Fo.  Ya sé que no son poetas, pero los poetas también necesitamos alimentar el espíritu con otras formas de arte. 

Recomiendo El Guardian de la Caída del Agua, del poeta guatemalteco de etnia Quiché Humberto Akabal, El Jardín Abandonado del ruso Pavel Gruscó, y el Libro de los Fragmentos y otros poemas del poeta dominicano Rei Berroa. Y todo del poeta zamorano, Claudio Rodríguez. Solo son cinco libros desde el Don de la Ebriedad a Casi una Leyenda. Cinco libros imprescindibles.

Foto: Fernando de la Calle
En un mundo de pantallas, cuál cree que es el principal problema para la labor de un poeta.

La tecnología cambia, pero muchos poetas siguen esgrimiendo los mismos cuchillos entre ellos.  Unos escriben con largo aliento y otros en corto, pero más intenso.  Una parte de los novelistas también encuentran a los poetas como diana perfecta, bien para denigrarles o para contar la vida de un poeta que no importa como se llame, pero sabemos que la vida triste, loca y  pobre se les supone. Y eso da mucho juego. Una de las cosas  que cambia para el poeta a la hora de escribir, es que el trabajo se reduce mucho con el ordenador. Eso sí es una maravilla. Y no se le pierden los papeles, aunque se le puede perder el móvil y no podrá acceder a ellos. O sea que por muy modernos que intentemos ser, las sustancias de las cosas no cambian. 

En cuanto a las ediciones, es un hecho que conviven perfectamente tanto en papel como en digital.  Antes se daban las famosas tertulias de poesía en los cafés, El Comercial, El Café del Pombo, El Pepe Botella, El Gijón, y ahora son los bares. Pero ojo, también cierran como el Bukcowski o Los Diablos Azules, pero también se abren otros, porque al ser los clientes del bar los mismos poetas algo de dinero deja.  Y luego siempre están los grupos de Poesía de los centros culturales madrileños como el del Circulo de Bellas Artes, o los Viernes de la Cacharrería del Ateneo que lleva 20 años presentando a poetas. Son raros los poetas que única y exclusivamente viven de la poesía. Hablo de España y américa Latina que es lo que conozco.  En cambio en EEUU es diferente. Allí en las universidades, además de la carrera de literatura, hay una maestría solo en poesía. En mi caso llevo casi veinte años sin publicar mi propia poesía, y ya va siendo hora de que el poemario El Deshaucio de la Flores se conozca.

Chema Rubio @ChemaRubioV  
Ciclo los Viernes de Sarmiento -  Lectura Poética
Ciclo de lecturas dirigido por la poetisa Araceli Sagüillo
Valladolid, 3 de marzo. Sala BBVA - C/Duque de la Victoria, 12

75º Aniversario Miguel Hernández
Asociación de Amigos Miguel Hernández.
La Senda del Poeta, un recorrido de tres días que comienza en Orihuela, pueblo natal de Miguel Hernández, y finaliza en el cementerio de Alicante, donde está sepultado.
Alicante, 29, 30 y 31 de marzo
La asistencia es gratuita pero se solicita Inscripción aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario