jueves, 10 de septiembre de 2020

El auténtico tesoro en la vida es una educación que nos permita ser más felices, realizarnos y tener lo suficiente - Carlos Herreras, maestro y su exitoso canal Instrucción General

 

Carlos Herreras abrió en 2009 un canal en Youtube, Instrucción General para continuar siendo el excelente maestro que había sido hasta que le tocó jubilarse. Miles de alumnos de todo el mundo siguen sus clases de literatura, matemáticas o historia del arte y dejan comentarios llenos de gratitud y afecto. Responde a esta entrevista con jovialidad y sentido del humor. Cree que los vídeos son una herramienta extraordinaria para enseñar y aprender, que el teléfono móvil es una gloria bendita y una de las cosas que más tenemos que agradecer. "Yo recibí mucho de muy buenos profesores que se portaban excelentemente y más si cabe conmigo que era un trasto y sin embargo, tuvieron mucha paciencia. Aquella semilla caló hondo y pensé que todo lo aprendido sería un desagradecido si no podía devolverlo".

Cómo fueron sus comienzos profesionales. 

De los 3 a los 11 años estudié en un colegio de Hermanas de la Sagrada Familia en Burdeos y en Melgar de Fernamental( Burgos). De los 11 a los 20 estudié en el colegio La Salle en Bujedo también en Burgos y allí había un entusiasmo por todo lo creativo y lo docente, con unos profesores maravillosos que me inculcaron que una educación de calidad estaba por encima de la situación económica del alumno. 

Así que me hice maestro. A mí siempre me han gustado las clases numerosas, mi primer año de clase tenía 64 alumnos y me llamaban loco pero yo era más feliz con una clase llena y veía a los niños más contentos con grupos numerosos que en los exiguos que se dieron, antes de llegar la inmigración, en mis últimos años de maestro que eran 15 alumnos en clase. 

Siempre me faltaba tiempo para dar la clase y los alumnos incluso se perdían el recreo para que yo continuara y no la interrumpiera. Tengo adicción a dar clase [risas]. 

Se jubila y decide continuar dando clase y abrir un canal de youtube, Instrucción general que tiene más de 100.000 seguidores

Sí, porque vi en esto de los vídeos una estrategia fabulosa para no terminar la clase nunca: ¡niños podéis ir a casa pero voy con vosotros! [risas] porque en casa me encontrarán en la pantalla y todas las veces que quieran. 

Y además, me daban la oportunidad de llegar a una inmensa clase, millones de alumnos con los que disfrutar y aprender y enseguida llegaron los comentarios de buenísimas personas agradeciendo cada clase. 


Cuál es la estrategia básica que has trasladado de la clase presencial a la virtual. 

Lo esencial es repetir y repetir porque cuando eres maestro siempre buscas una manera de llegar al niño. Si no lo ha cogido a la primera, das vueltas y vueltas hasta encontrar la fisura en su mente por la que hacer que entienda algo. Cuando era maestro llevaba una agenda e iba apuntando ideas para explicar mejor algo y con los vídeos esto es maravilloso porque los posibles miles de alumnos pueden verlos una y otra vez. 

Además puedo alcanzar a todo tipo de alumnos porque el estado no gasta dinero en la educación de gente que ya no está en edad escolar o porque son personas muy ocupadas y no tienen tiempo libre o en el caso de padres y abuelos porque así pueden ayudar a sus hijos o nietos. Incluso hay maestros que utilizan mis vídeos para ayudarse en sus clases. 

Éste es el auténtico tesoro que hemos de recibir en la vida, una enseñanza que nos permita ser más felices, realizarnos y tener lo suficiente... y la inmensa satisfacción de compartirlo con los demás.  

Además de la claridad expositiva, cautiva la naturalidad y entusiasmo con la que explicas. Cómo has llevado eso del aula presencial al aula virtual. 

El educador tiene que ser auténtico, tienes que ser quien eres. No puedes sentarte frente a unos alumnos con disimulos y pretendiendo ser lo que no eres porque ellos son listísimos. Los niños de cualquier edad y no digamos a partir de los 9 ó 10 años, la segunda infancia, son auténticos maestros psicólogos. Tienen una capacidad de penetrar en tu carácter y forma de ser increíble y además hacen piña. Los niños te buscan como persona, más que como instructor. Ellos no buscan una máquina que echas un euro y ahora me enteraré cómo se divide. El niño no tiene ese sentido de su maestro, sabe que somos una persona y que los adultos somos muy complicados y él aspira a ser adulto y te tiene de ejemplo a ti, a sus padres, a sus vecinos; y te estudia.

En Youtube y otros medios virtuales, la educación es igual de "real" y tan importante como la presencial. Tiene sus ventajas y sus inconvenientes. La presencial tiene ese contacto casi directo y la pantalla también puede ser muy directo. La presencial puedes preguntar inmediatamente pero a veces por timidez no se hace y en cambio por pantalla, se pueden atrever a hacerlo porque no es directamente. 

En la presencial te selecciona la Administración pero en Youtube, lo hace el alumno y tiene miles de videos para seleccionar, tiene mucho donde seleccionar. Lo mismo que se fijan en los comentarios al elegir un hotel, se fijan en los que tiene un profesor. Los jóvenes usan mucho esta manera de seleccionar y no se deciden por nada sin antes mirar los comentarios.  

Los vídeos, afirmas, son los superlibros de ahora. 

 El maestro se ha estado ayudando del libro para dar clase. Esto quizá sea el obstáculo mayor para introducir el vídeo en la escuela y por tanto se está un poco reticente porque parece que declarase su incompetencia, su imposibilidad de lograr unos resultados y se lo encomendase a otro profesor pero yo creo que los vídeos son unos superlibros. El libro no lo tengo tan sacralizado como se tiene actualmente. 

También hay otro aspecto, si un centro cobra una matrícula carísima es para que tengas un buen profesor presencial porque si no, no pagarías. 

De todas las materias que impartes en tu canal, Instrucción General cuál es la de más aceptación.

El cálculo. Porque si el niño no alcanza el nivel de disfrute en cálculo todo serán malas caras y yo me resistía cuando he visto y comprobado desde niño que si tienes un buen profesor de matemáticas es la que más disfrutas, mis alumnos me lo hicieron ver. 


Cómo ha de ser un buen maestro. 

Creo que tiene que ser un dinamizador, un alentador y lograr que se interesen por el tema y les interese. Entre ellos cada alumno es un profesor para otro alumno. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario