sábado, 2 de abril de 2022

Un lector de confianza es fundamental para un escritor - El secreto de Ambroz, Gonzalo Palacios Goikolea, novelista.

 


"Lo importante es disfrutar escribiendo y no tener miedo a empezar un proyecto", decía él escritor Gonzalo Palacios Goikolea en una entrevista anterior con motivo de la publicación de su novela Karroña. Gonzalo Palacios ha pasado de la autoedición a la preventa y las expectativas de la editorial, como él mismo explica, han sido superadas con creces. El secreto de Ambrose presentará al público el próximo 5 de abril en la Biblioteca Marcos Ana de San Sebastián de los Reyes (Madrid). En este thriller rural, una riada se lo lleva todo pero como ocurre a veces con las grandes catástrofes, lo que debía permanecer oculto queda entonces, a la vista. Un gueto, un asesinato y un teniente de policía cuyo pasado de miseria y exclusión creyó haber sepultado para siempre.  


Cómo está siendo la experiencia de publicar en preventa.

Ha sido una experiencia muy positiva. Debo reconocer que al principio me generó algunas dudas, pero cuando entiendes que es una editorial pequeña y que debe asegurarse la rentabilidad de la publicación, estas se disipan. La respuesta fue abrumadora, consiguiendo doblar el objetivo de ventas que la editorial había fijado para poder publicarla, por lo que estoy muy agradecido a todos los que la compraron.


Por qué elegiste esta riada, ¿algún detalle te hizo pensar que podía haber una novela en esta catástrofe?

La riada es el elemento que desencadena todo. Yo siempre parto de una idea básica y sobre la marcha voy construyendo la novela. En este caso quería reflejar una catástrofe natural que esconde algo más, unos crímenes que el asesino trata de ocultar aprovechando las trágicas circunstancias que la riada origina en el camping. 

También en este aspecto hay un mensaje de denuncia, y es que en muchas ocasiones nos empeñamos en tratar de dominar a la Naturaleza, cuando vemos cada día que es imposible. Creo que debemos ser más humildes y aprender a convivir con ella en armonía en lugar de someterla.


¿Has manejado mucha documentación?

Sí en lo que se refiere a la organización interna de la Guardia Civil, sus métodos, equipamientos, etcétera. Ahí he contado con la inestimable ayuda del Servicio de Prensa, que ha respondido a todas las dudas que les he planteado. También tengo amigas sanitarias que me han aportado información muy valiosa acerca de distintos aspectos médicos. Y en lo referente al poblado chabolista de Pies Negros he tirado de hemeroteca y algún testimonio de primera mano. 

En cuanto a la zona donde se desarrolla la acción principal de la novela, tengo la suerte de conocerla bien. Pasé toda mi infancia en Cáceres y luego he vuelto muchas veces por esa maravillosa provincia, incluso he estado con mi familia de camping en Hervás.


Al escribirla, ¿has tenido “un lector” de confianza?

Uno no, varios. A quienes estoy muy agradecido, por cierto. Creo que es fundamental que haya siempre alguien que revise lo que escribes, que corrija fallos, aporte ideas, y que en un momento dado te pueda decir cuatro verdades que igual tú no quieres escuchar. En estos momentos ya los tengo “trabajando” en mi última novela, que terminé hace unos días, y estoy deseando que me lleguen sus aportaciones.

Sobre la novela negra se afirma que es ya el refugio de la “narrativa” y que la literatura por así decir, está centrándose más en la no ficción que en contar buenas historias.

Creo que no está reñida una cosa con la otra. Yo, por ejemplo, leo muchos libros de divulgación científica que, a priori, pueden parecer complejos, pero que en muchos casos encierran historias apasionantes. 

De la misma manera se tiende también a minusvalorar el género negro, y es cierto que el hecho de que en la actualidad esté de moda da cabida a mucho producto “comercial”. Pero también tenemos grandes autores cuyas obras, además de contener relatos vibrantes, de los que enganchan desde la primera página, tienen una calidad mayúscula. Sin salir de nuestras fronteras, me vienen a la cabeza nombres como Susana Martín Gijón, Ibón Martín, Alexis Ravelo o Mikel Santiago, y seguro que me dejo a otros muchos.


De la escritura de tu anterior novela, Karroña a la actual, El secreto de Ambroz que has pulido o por así decir, mejorado.

Creo que El secreto del Ambroz es una novela más completa en todos los sentidos. El hecho de que Karroña fuera autopublicada tiene la ventaja de que la mayoría de los que la han leído son amigos y amigas con los que tengo la suficiente confianza como para que me digan qué les ha gustado y, sobre todo, qué no. 

A la hora de escribir esta novela he tenido muy en cuenta sus opiniones, qué aspectos les resultaban más aburridos, para tratar de evitarlos. Y como entiendo la escritura como un proceso continuo de aprendizaje, he procurado mejorar en distintos aspectos como los diálogos o la psicología de los personajes.


Gonzalo P. Goiko
Editorial, Distrito 93



No hay comentarios:

Publicar un comentario