martes, 15 de agosto de 2023

Poemas en el jardín otoñado - Romeral de San Marcos, Segovia - Hay Festival 2023, Reiniel Pérez Ventura, Amelia Iglesias, Angélica Tanarro

 


Para visitar el Romeral de San Marcos en Segovia hay que pagar una entrada, que es casi simbólica con antelación y el mismo día de la visita, muy temprano, el jardinero nos enviará un código para franquear la puerta. 

Este paraíso, junto al río Eresma, al pie del Alcázar, cultivado contra una gran pared caliza es obra del paisajista Leonardo Silva, el mismo que restauró el Real Jardín Botánico de Madrid y le devolvió su aspecto diocechesco, diseñó los jardines de torre Picasso y los de Costa Ballena en Cádiz, entre otros.  

El Romeral de San Marcos fue su jardín personal, "una obra iniciada en 1973 que continuó modelando y perfilando hasta el final de sus días" y recorrerlo es sorprenderse casi en cada paso. Silva fue capaz de hacer prosperar tejos y perales, lirios y peonías y durante mi vista en mayo, las rosas y los agapantos destacaban entre los diferentes tonos de verde e invitaban a mirar un poco más lejos, un poco más alto, a abandonar el ensimismado paseo entre la vegetación tan densa.

En uno de estos apartados, a modo de pequeño salón al aire libre, Silva enmarcó un poema de Juana Ibarbourou dedicado a la higuera y una higuera crece junto a él. 

En vida, Leandro Silva organizó talleres para aficionados y paisajistas en el jardín y ahora, durante la celebración del Hay Festival, en el ciclo Propios y Ajenos tendrá lugar de nuevo, una lectura de poemas. 

Leerá el ganador de la 35 ª edición del premio Loewe de Poesía, Reiniel Pérez Ventura y también los poetas Carlos Aganzo, Amelia Iglesias, Angélica Tanarro y Carlos Hernández Lahoz. 

Los maestros de ceremonia serán Cristina Ward y Félix Valdivieso cuyos poemarios ha editado Cuadernos del Laberinto, la misma editorial en la que he publicado mi libro, Flores. El esplendor de la Tierra. 

Esta cita poética en el Romeral de San Marcos tendrá lugar el próximo 16 de septiembre a las 10.45h. y el jardín estará otoñando. 



La Higuera
Juana Ibarbourou

Porque es áspera y fea,
porque todas sus ramas son grises,
yo le tengo piedad a la higuera.

En mi quinta hay cien árboles bellos,
ciruelos redondos,
limoneros rectos
y naranjos de brotes lustrosos.

En las primaveras,
todos ellos se cubren de flores
en torno a la higuera.

Y la pobre parece tan triste
con sus gajos torcidos que nunca
de apretados capullos se viste...

Por eso,
cada vez que yo paso a su lado,
digo, procurando
hacer dulce y alegre mi acento:
«Es la higuera el más bello
de los árboles todos del huerto».

Si ella escucha,
si comprende el idioma en que hablo,
¡qué dulzura tan honda hará nido
en su alma sensible de árbol!

Y tal vez, a la noche,
cuando el viento abanique su copa,
embriagada de gozo le cuente:

¡Hoy a mí me dijeron hermosa!




1 comentario: