martes, 18 de septiembre de 2018

Club de Lectura Centro de Arte - Coordinadora, Maribel Orgaz - Alcobendas

Maribel Orgaz - info@leerenmadrid.com
Me incorporo como coordinadora al Club de Lectura de la Mediateca, Centro de Arte Alcobendas ya que su anterior coordinador se ha jubilado.

El grupo está completo con lista de espera y desde el Centro de Arte, éste es el programa de lecturas que se ha entregado a los asistentes.

18 de Septiembre, 19h.  Poesía de Antonio Machado.
16 de Octubre. 19h.         Delirio. Laura Restrepo.
13 de Noviembre. 19h.   El hombre que amaba los perros. Leonardo Padura.
11 de Diciembre. 19h.    Canadá. Richard Ford.

En esta primera sesión hemos comenzado presentándonos y hablando sobre nuestras lecturas veraniegas. Cada uno de los participantes ha destacado algún libro reciente que le ha gustado y recomendaría leer.

Como es habitual en las aperturas de los clubes de lectura que coordino he animado a los asistentes a que abandonen el modo de lectura académico y disfruten de las libertades que como lectores tienen con un libro:

1-Abandonar su lectura en cualquier momento: hay más libros que vida. ¿Por qué hay que perder el tiempo en algo que no nos gusta ni disfrutamos cuando otros miles de libros apasionantes nos esperan?

2-No somos filólogos. Nuestras lecturas no pretenden un conocimiento académico. Somos el lector ideal de un escritor: acudimos a él sin prejuicios, abiertos a que nos sorprenda, dispuestos a recomendarle con entusiasmo.

3-Crear nuestra propia biografía lectora. Al margen del canon y de la presión sobre lo que hay que leer.

4-Convertirnos en lectores curiosos y apasionados.

5-Reconsiderar géneros y autores que nos habían estropeado como la poesía.

También puede leerse mi libro, Cómo organizar un Club de Lectura. Editorial Bercimuel. 

18 de Septiembre - Antonio Machado 


En esta primera sesión, la propuesta era leer los poemas completos de Antonio Machado.

Hemos leído un poema en voz alta y hemos comentado algunas anécdotas de su vida que son menos conocidas pero dan atractivo al escritor y así otra perspectiva a su obra.

Manuel Machado, su hermano, también ha sido mencionado en nuestro encuentro y los motivos por los que ahora apenas es leído.

Una de las asistentes me ha preguntado por La tierra de Alvargonzález, quizá la obra del autor que de menos popularidad goza y me lo he apuntado como tarea para la siguiente reunión.

Listado de libros recomendados por los miembros del Club de Lectura 

El libro que ha sido sugerido varias veces como lectura impactante ha sido:

La soledad de los números primos. Paolo Giordano.


Canadá. Richard Ford
Recursos inhumanos. Pierre Lemaitre
En busca de la felicidad. Herman Hesse
Los cuerpos de los nadadores. Pedro Ugarte
La analfabeta. Agota Kristoff
Los renglones torcidos de Dios. Luca de Tena
Poemas. Levi Freisztav
La España vacía. Sergio del Molino
La tristeza del samurai. Víctor del Árbol
Marcas de nacimiento. Nancy Houston
El arpa de hierba. Truman Capote
Ordesa. Manuel Vilas
Hacia el corazón del Nilo. Pat Shipman
La hija de Robert Poste. Stella Gibbons
El secreto de los flamencos. Federico Andahazi
Delirio. Laura Restrepo
Mujeres de ojos grandes. Ángeles Mastretta
Umillón de gotas. Víctor del Árbol
Cuentos. Clarice Lispector
Poemas. Houellebecq
La forja de un rebelde. Arturo Barea
Clavícula. Marta Sanz
Como agua para chocolate. Laura Esquivel
Mujeres que compran flores. Vanessa Montfort
Carta a la amada. Cuatro Cartas. Xavier P. DoCampo

16 de Octubre. Delirio. Laura Restrepo.

Este nuevo encuentro de nuestro Club de Lectura comienza con entusiasmo porque todos hemos leído el libro, Delirio de Laura Restrepo, y nos ha gustado. Y eso a pesar de que es una novela que cuesta en su arranque pero una vez que se ha ubicado a los personajes y se olvida la técnica que la autora ha empleado (diálogos incrustados en los párrafos, saltos de primera a tercera persona, tramas capilares que se abren desde la trama principal) se lee con avidez.

Este es nuestro primer aprendizaje de la reunión: la técnica que un autor emplea debe quedar subyacente a lo que nos está contando. Lo que se narra, los personajes bien  construidos o la belleza de la prosa deben irradiar desde la narración hasta cautivar al lector y hacerle olvidar, como es este caso, que el escritor domina su oficio.

Restrepo sitúa en el corazón de su narración, una vez más a un hombre que ama a su esposa y hace todo lo posible por recuperarla del estado en el que repentinamente cae. Esto es, como ella mismo reconoce, junto a los abrazos, una constante en sus obras.

Comenzamos a charlar sobre qué otras subtramas acompañan la narración: el narcotráfico, las clases sociales en Colombia, los secretos de una familia, el maltrato, el tratamiento psiquiátrico que se da en los hospitales a los que han perdido la razón...

Nos preguntamos sobre los motivos que hacen perder la razón a la protagonista: sus quizá dotes de adivinación o intuición extraordinaria, una familia en la que la mentira oculta todas las miserias personales y de formas de vida -viven de blanquear dinero-, un país sumido en la violencia.

Laura Restrepo años después ha explicado que esta novela la escribió por un episodio que vivió personalmente.


De las decenas de personajes, y algunos no son más que sombras en la narración -como el servicio doméstico-, quizá el que más nos gusta a todos es Midas, un antiguo novio de la protagonista cuyo objetivo es alcanzar la clase social de los ricos; a la que no pertenece.

Y para reflexionar sobre cómo Restrepo construye personajes creíbles y con voces diferenciadas, nos preguntamos si el hijo mayor de la familia de la protagonista reacciona de manera adecuada cuando se le ofrece la ocasión de hacer prevalecer la verdad o continuar con la hipocresía de las apariencias. En esta ocasión, hay unanimidad sobre lo que un lector esperaba de él tal y como la escritora le había perfilado anteriormente.

Éste es nuestro segundo aprendizaje de esta sesión, un personaje es creíble para el lector en la medida en que actúa conforme al dibujo que se traza de él en la narración. Un  hombre que no ha defendido a su hermano pequeño del maltrato del padre, que maltrata a su vez a los animales, que es expulsado de diferentes colegios por mala conducta bajo la mirada orgullosa de su progenitor era esperable que prefiriera asumir una acción vergonzosa para continuar su papel en la clase social privilegiada a la que pertenece.

Somos muy afortunados en esta reunión porque varios de los asistentes conocen Colombia e incluso uno de ellos ha vivido varios años allí y hablamos sobre los lugares que se citan en la novela, los diferentes climas de Colombia y la desigualdad social. Otros temas que abordamos son aspectos históricos de este país.


Para terminar, leemos en voz alta el poema Codos que es uno de los mejores comienzos posibles para interesarnos por la poesía, con su sencillez, alegría y desenfado.

2 comentarios:

  1. Muchas gracias Maribel.
    Un beso.
    Liliana

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, se me pasó el tiempo muy rápido.Un saludo.

    ResponderEliminar